Selena tiene un poco de diversión con drogas, sexo y robos

"Un poco incómoda". Así describe Selena Gómez su transición de niña de Disney a niña de Disney desatada
en la nueva película independiente no apta para menores Spring Breakers,
en la que encarna a una estudiante universitaria con poca ropa y muchas armas que sale a divertirse con tres amigas,
algo de drogas, sexo y violencia.

"Estoy creciendo, así que quise abrirme paso y meterme un poco más en el mundo del cine independiente.
Y fue una experiencia realmente maravillosa para mí. Claro que al mismo tiempo ha sido un poco incómodo, pero maravilloso",
dijo el jueves la actriz de 20 años durante el estreno del filme en Hollywood.

Dirigida por Harmony Korine y coprotagonizada por James Franco y Vanessa Hudgens,
Spring Breakers sigue a cuatro jóvenes mujeres en una vacación por las costas de Florida que financian
con dinero robado de una cafetería.

Algunos de los jóvenes admiradores de Gómez se congregaron afuera del Teatro ArcLight
con la esperanza de ver a la estrella, pero ella les advirtió que no entraran a la sala.

"Creo que están aquí para verme a mí, no creo que para ver la película", dijo.
"Esto es un poquito diferente... Ellos no deberían verla", sentenció Selena Gomez.