Pablo quiere seguir integrando diferentes géneros a su música pues, nos confiesa, le gustan los riesgos



Gran éxito ha sido el que Pablo Alborán ha conseguido en España con el lanzamiento de sólo dos discos de estudio,
que incluso lo llevaron ya a ser el artista que más vendió en el 2012 en aquel país.

Ahora llega a México a querer conquistar también este mercado y aprovechar
para inspirarse con todo lo que el país tiene para ofrecerle.

"Este disco habla de mi presente en España, es verdad que todo ha sucedido de una manera muy rápida
y muy explosiva, es un disco que habla de todo eso, tras ese fondo romántico, pasional y sensual,
sí que está presente todo ese movimiento de estar en hoteles de estar en trenes, de componer en aviones,
esa locura frenética", expresó Pablo en entrevista con Esmas Música.

Tanto es un álbum en el que afirma "me siento más seguro",
y que le ha servido para poder cumplir caprichos musicales que tenía en la cabeza.

"En este disco he podido cumplir sueños, porque quería hacer electrónica y lo hemos hecho,
queríamos hacer rock y lo hemos hecho, queríamos hacer un bolero clásico y lo hemos hecho,
balada clásica y lo hemos hecho, música latina también que no habíamos hecho nada antes.

"Era un riesgo pero creo que la música es eso, para mí la música es ser libre y ahora me apetece hacer esto",
aseguró el cantante, quien también nos confesó que le "encantaría cantar un tango,
yo soy muy tradicional y a veces un viejo prematuro porque me fijo mucho en los clásicos y,
por qué no, me gustaría cantar un bolero clásico o una ranchera adaptada".

El intérprete de "Tú" y "Te He Echado de Menos" también contó acerca de las expectativas
que tiene cuando participe próximamente en el Festival de Viña del Mar.

"Tengo los nervios lógicos y el respeto enorme que le tengo al público.
Yo siempre he dicho que voy a hacer lo que hago siempre, agarrar mi guitarra y ponerme
a cantar y que pase lo que tenga que pasar", agregó.

Pablo explicó que aún no tiene agendada ninguna fecha para presentarse en México,
sin embargo reveló "lo más seguro es que hagamos algo en la primera semana de marzo".