La intérprete subasta los trajes de su gira con fines solidarios



Tras ser testigo directo de los estragos causados por el huracán Sandy en Nueva York y Nueva Jersey,
Madonna ha decidido recaudar fondos para contribuir a los trabajos de recuperación de la zona,
y no ha encontrado mejor forma de implicarse que poniendo a la venta el sofisticado vestuario de su última gira,
The MDNA Tour, que incluye diseños de Givenchy, Jean Paul Galtier y Arianne Phillips.

Aunque no se han ofrecido más detalles sobre la casa que pondrá en marcha la subasta,
el diario The New York Post asegura que la estrella se encargará personalmente de especificar
qué artículos pondrá a disposición de sus seguidores más acaudalados.

Entre las numerosas prendas que Madonna lució en los más de 88 recitales de la gira con mayor
recaudación del pasado año, destaca la indumentaria inspirada en el mundo de las "majorettes",
la de las zonas rurales del País Vasco y, sobre todo, el ajustado traje de cuero con sostén de leopardo.

De la misma forma, el mismo periódico indica que Madonna se deshará en la subasta de buena parte
del escenario así como de otros artículos de su teatral espectáculo.

Madonna visitó algunas de las áreas más devastadas por el potente huracán el pasado mes de noviembre
acompañada por su primogénita Lourdes León, quien también ha querido involucrarse
en la campaña solidaria haciendo un emotivo llamamiento en su blog personal.