Abc.es

Los tiburones limón (Negaprion brevirostris) aprenden unos de otros, según publica la revista Journal of Animal Cognition.

Los investigadores que firman el estudio entrenaron a un grupo de escualos para que realizaran una tarea. Y, más tarde, los juntaron con ejemplares que no habían recibido indicación alguna. Desde el primer momento, observaron como los «no entrenados» mostraban mucho interés en el comportamiento de los otros.

«Cuando un tiburón comienza a nadar en círculo y de manera agitada al alimentarse es frecuente que el resto de individuos comience a hacer lo mismo muy rápidamente. Los tiburones migran grandes distancias y tal vez, por eso, el aprendizaje juega un papel en un contexto social», señala Tristan Guttridge, de la Universidad de Miami, autor principal del texto, a BBC Mundo.