Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1

    Querer es poder
    Avatar de valalca
    Fecha de ingreso
    09 Jul, 12
    Género
    Mensajes
    13,468
    Gracias
    4,527
    Menciones
    3 Post(s)
    Citas
    49 Post(s)

    Predeterminado Los planetas rocosos podrían estar cubiertos de grandes océanos poco después de su formación

    Espacioprofundo.es 19/03/13

    Cuando miramos a nuestros vecinos planetarios más cercanos, no podemos dejar de imaginarnos como serias si estuviesen cubiertos de grandes superficies de agua, ya en la antigüedad muchos pensaban que las grandes manchas oscuras de la Luna eran grandes mares de este preciado líquido, y la ciencia ficción no ha dejado de aprovechar este anhelo humano de encontrar paisajes similares al terrestre en los más lejanos mundos.

    Pero parece que, como siempre, la realidad podría superar a la ficción, no estaríamos hablando de grandes mares de poca profundidad como el que probablemente cubrió Marte, sino de océanos de pleno derecho.

    Y es que los diferentes cuerpos que dan forma a los planetas rocosos podrían contener agua suficiente en sus interior como para que apareciesen grandes extensiones de agua poco después de formarse el planeta, diferentes modelos informáticos nos muestran como la superficie de la Tierra ya pudo tener pequeños mares antes de que su superficie se hubiese enfriado y solidificado, así lo ha señalado Lindy Elkins-Tanton de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington, DC.

    Y como es lógico, o al menos lo que los seres humanos pensamos que sería lógico, donde hay agua hay vida. “La habitabilidad va a ser mucho más común de lo que habíamos pensado anteriormente”, señalo Elkins-Tanton durante una presentación en la 44 edición de la Lunar and Planetary Science Conference en Texas.

    Según Elkins-Tanton, los análisis de las rocas más antiguas de nuestro planeta nos señalan que este ya poseía un océano de agua líquida hace unos 4.400 millones de agua, cuando nuestro sistema solar tenía una edad de tan solo 160 millones de años.

    Esta agua procedería principalmente de los planetesimales que se aglomeraron para dar lugar a la formación de la Tierra y no de impactos de cometas, lo que muchos pensábamos que habría sucedido.
    Y es que según este investigador, mientras que los cometas podrían haber proporcionado una gran cantidad de agua tras la aparición del planeta, no sería algo absolutamente necesario, “Se puede hacer un océano de agua sin ellos.”

    Por ejemplo, incluso si las piezas que formaron la Tierra tuviesen un contenido de apenas un 0,01 por ciento de agua, nuestro planeta podría haber albergado tempranos océanos globales de centenares de metros de profundidad.

    Elkins-Tanton señalo que estos primitivos océanos se formarían en un proceso de varios pasos. El agua herviría en la roca fundida que cubriría un planeta rocoso recién nacido, creando así un ambiente lleno de vapor. Esta densa atmósfera de vapor de agua se derrumbaría sobre la superficie del planeta a medida que este se enfriaba, generándose así un océano.

    “Las consecuencias de esto son que, cualquier sistema exoplanetario en cualquier parte de nuestro universo, si está formado por materiales rocosos con contenidos de agua similares a los nuestros, se espera que todos los planetas rocosos comiencen con un océano de agua”.

    Elkins-Tanton también señalo que tanto sus modelos como los formulados por otros equipos señalan que “este proceso de enfriamiento y colapso ocurriría en unos 10 millones de años, más o menos”.

    Aunque por supuesto, el hecho de que aparezca un océano temprano no significa que el planeta sea capaz de mantenerlo en su superficie. Después de todo, nuestro sistema solar alberga otros planetas rocosos además de la Tierra que muestran indicios que su superficie estuvo una vez cubierta por extensos océanos que ya han desaparecido hace mucho tiempo.

    Así que el siguiente paso es descubrir como un mundo rocoso es capaz de perpetuar durante miles de millones de años los vastos océanos que cubren nuestro mundo, Elkins-Tanton cito el caso de Venus, un hermano terrestre de nuestra tierra infernalmente caliente que pareció desviarse de la senda hace mucho tiempo.

    Elkins-Tanton también indicó que puede ser tentador atribuir la desaparición de esta temprana agua de los distintos mundos debido a los grandes impactos que azotaron los inicios del sistema solar, pero, posiblemente, nuestro planeta se ha tenido que enfrentar con quizás el mayor de ellos, el que dio lugar al nacimiento de nuestra Luna, y aun sigue manteniendo su preciado liquido. La teoría del gran impacto nos muestra como un hipotético planeta del tamaño de Marte bautizado como Theia choco contra nuestro temprano mundo, que en aquel momento tendría un tamaño similar al de Venus.
    jaume666 le gusta.

  2. El Siguiente Usuario Agradeció a valalca Por Este Mensaje:

    jaume666 (20/03/2013)

Temas similares

  1. Un perro se reúne con su dueña después de estar 10 años separados
    Por ☆ Adi ☆ en el foro Mascotas y animales
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/01/2013, 17:06
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/12/2012, 20:35
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/11/2012, 19:09
  4. Canciones que no podrian faltar en una discoteca
    Por josevi en el foro Off-Topic
    Respuestas: 72
    Último mensaje: 11/10/2012, 22:21
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/10/2012, 13:29

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •