¿Tu mascota conoce a sus parientes al primer golpe de vista? Este estudio lo aclara.

...

¡Amigo, tiempo sin verte!

¿Cuándo un Terrier o un Salchicha se topan con un Dogo Alemán o un San Bernardo, se preguntan sorprendidos ¡qué demonios eres tú!, o saludan confianzudos ¡hola grandulón!?

¿Conocen a su hermano Canis lupus familiaris por la apariencia o deben hacer primero una investigación olfativa u otro test sensorial o extra sensorial de naturaleza desconocida?

Las preguntas se las hicieron unos investigadores franceses y condujeron unos curiosos experimentos para averiguar las respuestas.

Perros aplicados

Lo primero fue seleccionar un grupo de 9 perros de compañía, todos con experiencia en interacción con personas y con otros perros.

Los investigadores escogieron ejemplares diferentes en pedigrí y apariencia. Uno era Labrador, otro Border Collie y el resto habían sido perros callejeros de distintas razas.

Para eliminar el efecto olfativo, el experimento se diseñó con dos pantallas de video separadas por un tabique. En la primera fase, que fue de entrenamiento, una pantalla mostraba la cara de un perro y la otra se mantenía en fondo negro y de otros colores, o con la imagen de un animal distinto.

Los perros del estudio recibían un estímulo positivo cuando se acercaban a la pantalla «correcta», la que mostraba la imagen de otro perro.

Se consideró que los alumnos habían aprobado el examen cuando fueron capaces de dirigirse a la pantalla correcta en por los menos 10 de 12 intentos consecutivos, en 2 series seguidas.

¡Deja de ladrar, que ya te conozco!

Luego vino la prueba propiamente dicha. En una pantalla eran mostradas imágenes de una amplia variedad de caras de perros nunca vistas por los ejemplares del experimento, mientras que el otro monitor mostraba caras de diferentes animales (gatos, ovejas, reptiles y otros) también jamás vistos.

Los 9 perros fueron capaces de identificar a sus congéneres, superando la exigencia de 10/12 en dos sesiones seguidas, incluso cuando se cambiaron las imágenes de los perros, ampliándolas, reduciéndolas y colocándolas de perfil.

Las diferencias de capacidad de identificación estuvieron en los tiempos de respuesta, en los que unos perros fueron más rápidos que otros. Estas diferencias en la velocidad de procesamiento se cree que están ligadas a la raza y/o al estilo de vida del perro.

Así que ya lo sabes. Cuando tu perro le ladre a otro perro, es que los dos tipos no se simpatizan.

batanga.com / Alcides González 21 mayo 2016

¿Los perros saben que otros perros son perros? La ciencia tiene la respuesta