Un experimento muestra que los perros actúan de manera diferente cuando hacemos algo "a propósito" que cuando lo hacemos "por accidente"

..... Has estado ahí: estás con la correa en el descansillo de tu casa esperando a que tu perro entienda que estás dispuesto a salir a la calle. Entonces le pisas sin querer. O quizá te burlas con cariño, jugando. Él te mira con sus ojos inteligentes, y parece comprenderte, pero, ¿lo hace realmente?

Para responder a esta pregunta, un grupo de psicólogos de 'Psychology Today' han llevado a cabo un experimento que examinó cómo reaccionaban los perros cuando las recompensas de comida se 'retenían' a propósito o por accidente. Para ello, probaron perros en tres condiciones diferentes: en cada caso, el perro probado fue separado del humano que hacía la evaluación por una barrera transparente.

Entonces, se alimentaba al perro con trozos de comida a través de un espacio en la barrera. En el primer caso, el investigador retiraba repentinamente la recompensa a través del espacio y la colocaba frente a sí mismo. En el segundo, se llevaba la recompensa a la barrera para pasarla, pero se le caía 'accidentalmente'. En el tercero, también intentaba darle la recompensa, pero la barrera estaba bloqueada. En cualquiera de las condiciones, la recompensa permaneció al lado del investigador.

Clive Wynne, director del Laboratorio de Ciencias Caninas de la Universidad Estatal de Arizona, señala que los resultados son difíciles de interpretar. A pesar de ello, ese paradigma entre incapacidad y voluntad de hacer algo se ha estudiado anteriormente con chumpancés, loros, monos e incluso bebés humanos. Si ellos pueden reconocer las diferencias, ¿por qué no aceptarlo también con los perros que muestran un patrón muy similar de respuesta?

Siempre es necesario realizar más estudios, pero el experimento muestra que los perros actúan de manera diferente cuando hacemos algo "a propósito" y cuando hacemos algo "por accidente". Entonces, tal vez tu perro sepa que no le has pisado la patita adrede, pero no estaría de más disculparse de todos modos.

Responden distinto dependiendo de la intención

Se descubrió con el estudio. El comportamiento principal que midieron fue el tiempo que los perros esperaron antes de acercarse a la recompensa que se les negó. Los investigadores supusieron que los canes tardarían más en acercarse a por la recompensa si se les negaba porque el humano no quería darla, en lugar de por incapacidad (por ejemplo, al caerse). Los perros no solo esperaban más en la condición de no querer que en las de incapacidad, sino que también era más probable que se sentaran o se acostaran, acciones que a menudo se interpretan como comportamientos apaciguadores, como dejar de mover la cola.

El comportamiento principal que midieron fue el tiempo que los perros esperaron antes de acercarse a la recompensa que se les negó

Entonces, ¿los perros entienden las intenciones humanas? Esta capacidad es un componente de la teoría de la mente, la capacidad de atribuir estados mentales a uno mismo y a los demás, considerada durante mucho tiempo como exclusivamente humana. El estudio parece bastante claro puesto que se comportaron de forma distinta. Si realmente comprenden si el investigador quería alimentarlos o no, no lo podemos saber. Los perros nos observan todo el tiempo, por lo que tal vez captaron señales de comportamiento. Algunos pueden haber aprendido ciertas señales que indican si se les permite comer la comida o no. Sin embargo, no es muy probable que tengan experiencia con situaciones parecidas a las del estudio, en la que el dueño se sienta frente a ellos y los engaña con trozos de comida.

elconfidencial.com / 16/09/2021

¿Los perros saben cuándo hacemos algo aposta o sin querer? Un estudio responde