Parecen ser expertos en aprender unos de otros, no sólo aprenden de su propia especie, sino que también toman conocimiento de otras especies de murciélagos


Los murciélagos han evolucionado a la hora de cazar y usan información privada y social de sus víctimas y de otros murciélagos para atrapar a sus presas. Esto es lo que sostienen dos investigadoras, Rachel Page y Ximena Bernal, en la revista científica 'Functional Ecology'.

Page, científica del Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales (Panamá), y Bernal, profesora asociada de la Universidad Purdue (Estados Unidos), han estudiado la evolución de los patrones y procesos subyacentes a las adaptaciones sensoriales y cognitivas que los murciélagos usan a la hora de cazar.

"Buscar presas requiere mucho tiempo y energía, pero una de las cosas increíbles que hacen los murciélagos para minimizar el esfuerzo de búsqueda es espiar a sus presas mientras se comunican", ha indicado Bernal en Phys.org. Pero no solo eso, sino que "también espían a otros murciélagos para averiguar dónde están atrapando a sus presas".

Con la oreja puesta

Así, por ejemplo, cuando las ranas túngaras, las polillas o los saltamontes longicornios hacen llamadas para el apareamiento, los murciélagos están escuchando estas comunicaciones para asegurarse el alimento.

Los murciélagos vampiros son capaces de reconocer el patrón respiratorio de un individuo


Igualmente, los murciélagos espían a otros murciélagos mientras cazan, prestando especial atención a los lugares donde se están produciendo "zumbidos de alimentación", algo que prueba que son lugares con abundantes presas.

Y es que cada especie de murciélago ha sabido evolucionar. No importa qué estrategia de caza utilicen o dónde cacen, los murciélagos parecen ser expertos en aprender unos de otros. No sólo aprenden de su propia especie, sino que también aprenden de otras especies de murciélagos.

De esta manera, los murciélagos que cazan en espacios abiertos, por encima del bosque o sobre el agua, dependen principalmente de sus sistemas de ecolocalización. Cuando reciben el eco de una presa, comienzan a producir señales cada vez más frecuentes, algo que se denomina "zumbido de alimentación", hasta que finalmente le dan caza.

Diferentes modos

Los murciélagos que cazan en espacios más cerrados y desordenados a menudo no pueden usar la ecolocalización por sí solos para encontrar a su presa, por lo que destacan por su capacidad para escuchar los sonidos emitidos por sus presas.

Los murciélagos que cazan en espacios abiertos dependen de sus sistemas de ecolocalización


Los murciélagos de Nueva Zelanda, que pasan hasta el 40% del tiempo cazando en el suelo del bosque, escuchan el movimiento y utilizan su sentido del olfato para detectar a sus presas entre la hojarasca.

Los murciélagos vampiros son capaces de reconocer los sonidos del patrón respiratorio de un individuo específico, pudiendo volver a alimentarse de la misma sangre noche tras noche. Finalmente, los murciélagos de orejas largas, que viven en el desierto, son capaces de escuchar los sonidos hechos por los escorpiones mientras se mueven y utilizan estos sonidos para identificar a sus presas.

elconfidencial.com / 25 /09 /2019

Los murciélagos espían a sus presas y a otros murciélagos para cazar