El curioso efecto de las algas o el tipo de plantación hace que algunos parajes naturales se hayan convertido en los lugares más coloridos y espectaculares del planeta. Asia es el continente que más paisajes de este tipo alberga, aunque los ubicados en Europa y América no se quedan atrás.

Yuanyang County, China.

Estas montañas de China proporcionan gran parte del arroz del que se alimentan millones de habitantes en todo el país. Las terrazas de los campos crean una serie de estelas de colores que conforman uno de los paisajes más impresionantes y bellos del continente asiático. Sus capas de diferentes colores hacen que en vez de una montaña, Yuanyang County, al sureste de China, parezca un bellísimo cuadro en el que cualquier querría adentrarse.

Campos de lavanda, Francia.

Multitud de colores violetas y azules tiñen los campos y las montañas de la Provenza, en Francia. Durante el periodo de floración, entre junio y septiembre, la lavanda crece de forma salvaje. Este espectacular y colorido lugar fue uno de los rincones donde genios como Van Gogh, Cézanne y Picasso se inspiraron para la creación de algunas de sus obras. Además, la ruta de la Lavanda pasa por magníficos pueblos rodeados de colinas y mesetas bañadas por el sol donde el viento transporta el frescor del perfume de la lavanda.

Jardines Kawachi Fuji, Japón.

El jardín botánico de Kawachi Fuji está situado en la ciudad de Kitakyushu, Japón. En estos jardines existen alrededor de unas 150 plantas de Glicinias de 20 especies diferentes. Las Glicinias son plantas del género Wisteria, que abarca diez especies de vides trepadoras. Son arbustos leñosos de hábito trepador y se cultivan como plantas de decoración debido a sus racimos de flores primaverales y de su espeso follaje. El principal atractivo de este jardín es el túnel de la Wisteria, un túnel que permite a los visitantes caminar bajo multitud de racimos de flores primaverales de color violeta, azul y blanco. Este espectáculo natural atrae todos los años a millones de turistas, pero la mejor época para visitar el Kawachi Fuji Garden es entre finales de abril y mediados de mayo.

Lago de las Cinco Flores, China.

Se trata de una de las maravillas asiáticas más espectaculares y uno de los lagos más bellos del mundo. El Lago de las Cinco Flores cambia de color debido a que sus aguas cristalinas adoptan diferentes coloraciones a lo largo del año, según la estación, ya que las aguas reflejan la vegetación de los alrededores. Además, en sus montañas es posible encontrar gran diversidad de flora y fauna. Este paraje chino concentra a lo largo del año millones de turistas por su especial belleza.

Parque Nacional del Valle de las Flores, India.

Se trata de un parque nacional ubicado en el estado de Uttaranchal y declarado como tal en 1982. Además, fue también declarado, de forma conjunta con el Parque Nacional Nanda Devi, Patrimonio de la Humanidad en 1998. El parque alberga entre su fauna el leopardo de las nieves, el ciervo almizclero, el zorro rojo y el oso tibetano, entre una gran variedad de mariposas. Entre su flora destacan principalmente las orquídeas, las margaritas y las papaveráceas. Es sin duda uno de los lugares más espectaculares de la India.

Luoping County, China.

Luoping es un pequeño pueblo de China que en primavera cambia radicalmente su paisaje, cuando las flores amarillas de colza están en plena floración. Las tierras de cultivo en expansión se cubren de dorado, pero el increíble olor que desprenden estas flores no solo atrae a millones de turistas y fotógrafos a lo largo de los meses de febrero y marzo, sino también a las abejas. Por eso en esas fechas los apicultores viven en tiendas de campaña en el campo para cuidar las colmenas y cosechar la miel que producen.

Campos de tulipanes, Holanda.

Durante la primavera, Holanda se convierte en uno de los jardines más floridos y coloridos del mundo. Los tulipanes son los encargados de esta explosión de color. En 1954, un botánico francés, Charles de Lécluse, trajo los primeros tulipanes al país y pronto se convirtió en una moda. Actualmente los holandeses siguen cultivando y amando los tulipanes, tanto que se ha convertido en un emblema del país. La mejor época para visitar estos campos es el mes de abril. Además, también en Holanda está el parque Keukenhof, el parque de exposición floral más grande del mundo.

Campos de flores de Hokkaido, Japón.

La ciudad de Furano, localizada en la prefectura de Hokkaido, Japón es uno de los lugares más conocidos por su flora. Internacionalmente es conocido por tener diferentes tipos de plantas que florean en todas las temporadas del año y cuando lo hacen simplemente crean paisajes sorprendentes que seducen a fotógrafos de todo el mundo. Lavandas, girasoles y lirios, entre otros, bañan estos campos para deleite de sus habitantes y los millones de turistas que lo visitan a lo largo del año.

Río Caño Cristales, Colombia.

Caño Cristales es un río de Colombia denominado como "el río de los cinco colores" o "el arco iris que se derritió". En su fondo se reproducen algas de agua dulce de diversos colores, lo que produce la sensación de estar frente un río de colores: rojo, verde, amarillo, azul y negro. El río carece de peces debido a su escasez de materiales de arrastre y sedimentación. Los mejores meses para disfrutar del colorido río es entre junio y diciembre, ya que las precipitaciones en esa parte de la región dejan ver las plantas y el caño en todo su esplendor.

Panjin, China.

Panjin, también conocida como 'la playa roja' de China, es una reserva natural de 26 kilómetros de largo que en otoño se transforma en un gran manto de color rojo. El curioso efecto de las algas que recubren su orilla convierten a esta playa en uno de los rincones más exóticos y espectaculares del planeta. Durante la primavera y el verano se mantiene verde, pero la falta de nutrientes la empieza a secar y durante el otoño y el invierno se vuelve rosácea y luego carmesí intenso. Entre su fauna destaca las grullas rojo-coronadas, gaviotas, golondrinas marinas de pico negro y focas.

Qué.es 30 de octubre de 2014