Ningún alimento engorda o adelgaza por sí solo. Es el conjunto de la alimentación y el gasto energético lo que hace que una persona aumente de peso. El mito de que esta hortaliza adelgace se debe a la confusión de que los espárragos contienen una sustancia denominada ácido aspargínico, que estimula la diuresis, es decir, aumenta la producción de orina. Pero en ningún caso adelgaza.

El esparrago es una hortaliza con un valor energético muy escaso y un alto contenido en fibra. También destaca por su aporte en vitaminas y minerales.


Abc.es 20/05/14