Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1

    Querer es poder
    Avatar de valalca
    Fecha de ingreso
    09 Jul, 12
    Género
    Mensajes
    14,773
    Gracias
    4,687
    Menciones
    4 Post(s)
    Citas
    50 Post(s)

    Predeterminado Los cometas de las exo-nubes de Oort podrían enriquecer las atmósferas de las enanas blancas

    En ocasiones, cuando se estudia una enana blanca se detecta la presencia de pequeñas cantidades de hidrogeno atrapado en las capas superiores de la estrella, la idea generalizada es que estos pequeños cadáveres estelares atrapan el difuso gas hidrógeno interestelar, sin embargo, un equipo de investigadores sugiere que algo más puede estar sucediendo, los cometas podrían proporcionar nuevos materiales a esas enanas blancas, cometas de largo periodo como los de nuestra nube de Oort, proporcionándoles estas pequeñas cantidades de hidrógeno.


    Esta representación artística muestra como un cometa se desintegra a medida que se acerca a una estrella enana blanca. El material de los cometas procedentes de las exo-nubes de Oort podría enriquecer las atmósferas de estas estrellas degeneradas. NASA/JPL-CALTECH

    Las enanas blancas se forman después a partir de estrellas similares a nuestro Sol, cuando han consumido casi todo su hidrógeno comienzan a hincharse y fusionan helio, poco a poco las capas exteriores se pierden en el espacio, dejando atrás una pequeña y densa esfera, una enana blanca.

    En nuestro Sol, su estructura se mantiene gracias a que la energía generada por las reacciones nucleares contrarresta la gravedad, impidiendo que colapse. Pero en una enana blanca, la presión cuántica provocada por la degeneración de electrones es la que impide que colapse sobre sí misma y se convierta en un agujero negro, este equilibrio entre estas fuerzas crea un objeto estelar muy denso que puede tener una masa comparable a la del Sol, pero con un diámetro comparable con el de la Tierra. Sea como sea, una enana blanca puede seguir brillando durante muchos miles de millones de años.

    Muchos estudios han mostrado que algunas enanas blancas poseen atmósferas "ricas en metales”, elementos más pesados que el hidrógeno y el helio, y en función de los elementos presentes en estas, los astrónomos han interpretado que estas firmas espectroscópicas son el resultado de una contaminación externa, planetas y asteroides podrían haber sido atraídos hacia la estrella degenerada hasta ser destruidos por las intensas fuerzas de marea de la enana blanca, este material caería sobre ellas, lo que nos proporciona una firma espectroscópica de la muerte definitiva de un sistema planetario, mostrándonos a la vez el futuro de nuestro Sistema Solar.

    Pero un nuevo estudio, encabezado por el astrofísico Dimitri Veras de la Universidad de Warwick, nos muestra ahora un posible mecanismo que podría enriquecer las atmósferas de las enanas blancas, pero no con metales, sino con hidrógeno.

    “Aquí se explora la posibilidad la acumulación gradual de que los cometas de la exo- nube de Oort, que son una fuente rica en hidrógeno, contribuyen al aumento aparente de las trazas de hidrógeno en la enana blanca en sus edades más frías”, señala Veras.

    Nuestro Sistema Solar está rodeado por una esfera de cometas formada por miles de millones de cuerpos helados. Tras calcular la órbita de varios cometas de largo periodo se ha podido inferir que esta nube de Oort se extiende hasta cerca de 1 año luz del Sol.

    Cuando una estrella muere, su influencia gravitacional también se pierde, los astros que la rodean pueden alterar sus trayectorias y caer bajo la influencia del cadáver estelar, atraillemos hacia él.

    Ya se ha detectado la presencia de cometas alrededor de otras estrellas antes, principalmente gracias a la detección de polvo cometario en el disco que rodea a las estrellas más jóvenes. Pero el equipo de Veras sugiere que, a través de numerosos modelos informáticos de las distribuciones de los cometas que rodean las estrellas enanas blancas, el hidrógeno presente en algunas atmósferas de las enanas blancas es el resultado de la colisión de estos cometas procedentes de las posibles exo-nubes de Oort con la enana blanca.

    Los investigadores señalan que sólo se ha estudiado un número relativamente pequeño de enanas blancas con trazas de hidrógeno, y la mayoría de ellas se encuentran bastante cerca del Sol, en la dirección del centro de la Vía Láctea. Es en esta región, donde las mareas galácticas y los acercamientos estelares son más frecuentes, donde posiblemente estas exo-nubes de Oort son desgarradas con una mayor frecuencia. Es por ello que señalan que sería interesante estudiar la firma espectroscópica de las enanas blancas más lejanas, ya que podrían confirmar que este enriquecimiento de hidrógeno es el resultado de las colisiones con sus cometas.

    El trabajo ha sido aceptado para su publicación en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

    espacioprofundo.es 07/10/14
    jaume666 le gusta.

  2. El Siguiente Usuario Agradeció a valalca Por Este Mensaje:

    jaume666 (07/10/2014)

Temas similares

  1. 5 cosas que no sabías sobre las enanas blancas
    Por valalca en el foro Off-Topic
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/09/2014, 13:18
  2. Respuestas: 1
    Último mensaje: 12/08/2014, 22:45
  3. Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/12/2013, 10:44
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 07/05/2013, 11:02
  5. Cebras ¿blancas con rayas negras o negras con rayas blancas?
    Por valalca en el foro Mascotas y animales
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/01/2013, 12:06

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •