Una de las teorías más difundidas es que los ciegos oyen mejor y parece lógico si consideramos que la falta de un sentido debería potenciar los demás. Hay casos de grandes músicos ciegos, pero para verificar que la teoría es cierta debemos basarnos en información científica.

Según estudios de la Universidad de Montreal, la corteza visual de las personas ciegas los ayuda a reconocer mejor las notas y el origen de los sonidos. El surco superior temporal es usado para reconocer las voces humanas, adjudicando en segundos el sexo, edad, estado emocional y social de la persona. En los ciegos esta parte del cerebro funciona aun más que en el resto de las personas.

Relación entre audición y ceguera

Las personas hablamos a 6 sílabas por segundo. Si lo hacemos muy rápido, podemos llegar a 10, pero los no videntes pueden escuchar hasta 25 sílabas por segundo. En la prueba realizada a personas ciegas y otras con visión normal por los científicos de la Universidad de Montreal, se utilizó un programa de computadora para acelerar una frase, la cual se tornó inentendible para los participantes del estudio, menos para los ciegos.

Comúnmente, la corteza visual solo se activa con la luz y es una parte del cerebro muy grande, debido a que la visión es un sentido importante. En las personas ciegas toda la porción del cerebro que generalmente es usada para ver está en desuso, y por tanto es libre de utilizarse para la audición.

Claro que la edad a la que se pierde la vista es un factor importante en el desarrollo de esta habilidad. Las personas que nacen ciegas tienen la corteza visual totalmente inerte y no responden al estímulo. Las personas mayores tampoco podrán mejorar este aspecto. Sin embargo, las personas jóvenes que pierden la vista pueden desarrollar más la audición, debido a que la corteza visual está más formada y pueden redirigirla hacia allí.

¿Cómo logran los ciegos oír mejor?

Generalmente, los sentidos de la visión y la audición están unidos por circuitos entre ellos, lo que se denomina modalidad cruzada. En nuestra vida diaria, ambos sentidos van de la mano, porque cuando observamos algo también prestamos atención a los sonidos que genera. Cuando perdemos la vista, estas conexiones se hacen más fuertes.

Para los científicos, conocer el funcionamiento de esta parte del cerebro es fundamental para curar otras enfermedades. Más específicamente el infarto cerebral, en el cual los pacientes podrían aprender a utilizar las diferentes partes del cerebro en otras funciones.

El estudio demuestra que las personas no videntes tienen muchas cualidades que pueden ser explotadas en diferentes áreas. Por ejemplo, Stevie Wonder y Ray Charles son músicos ciegos conocidos por su gran capacidad musical. Esto deja las puertas abiertas para que las personas ciegas desarrollen esta habilidad, no solo en la música, sino en trabajos donde se requiera una buena audición o dicción.

Ojocientífico.com 16/02/14