Aunque en la naturaleza existen numerosas especies que cambian de color ante determinadas situaciones o entornos, han sido pocas las ocasiones en que el hombre ha podido descifrar los patrones de comunicación ocultos tras el intercambio cromático que se establece entre miembros de una misma especie. En este sentido, un grupo muy interesante lo constituyen sin dudas los camaleones, pero… ¿sabías que los camaleones cambian de color cuando pelean entre ellos?

....

El color como una señal de advertencia

Los colores en la naturaleza cumplen muy diversas funciones en dependencia de la especie de que se trate. En el caso de los animales que tienen la capacidad de cambiar de color a voluntad, esta puede ser clave para pasar inadvertidos y sobrevivir en un momento determinado cuando hay depredadores al acecho en el siempre competitivo medio natural, pero en muchísimos casos, también son indicadores del estado de ánimo o de salud del organismo.

En animales como los camaleones, estos cambios cromáticos son famosos por la rapidez con que ocurren y la espectacularidad que pueden alcanzar los colores que exhiben, tanto por su brillo como por los complejos patrones que despliegan, sobre todo cuando defienden sus territorios de otros machos que osen invadirlos.

Las peleas de camaleones

Aunque estos estudios son muy novedosos y aún existen más preguntas que respuestas, un paso importante para descubrir estos secretos han sido las investigaciones en el Chamaeleo calyptratus o camaleón velado.

Esta curiosa criatura es capaz de realizar cambios de color increíbles cuando se enfrenta a un oponente y, en muchas ocasiones, estos despliegues son suficientes para evitar una confrontación directa. Tal pareciera que “se hablan” con colores.

Se ha comprobado que durante las exhibiciones, aquellos machos que muestran rayas más brillantes son los primeros en acercarse al oponente, lo cual se interpretaría como la disposición del reptil hacia el combate. Esto puede ser una primera señal disuasoria para el rival.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Si esto no fuera suficiente, continúa el combate con movimientos de cabeza, de la cola y otros que hacen parecer al animal más grande de lo que es en realidad, pero lo que más llama la atención es el brillo de la cabeza. Se ha comprobado que aquellos que presentan colores más brillantes en la cabeza o que cambian más rápidamente su color, generalmente se declaran vencedores, a pesar incluso de ser menores en volumen o edad.

Esto es muy rentable para el camaleón, pues al reducir así los contactos físicos, evitan la posibilidad de herirse o de quedar vulnerables ante los depredadores durante el encuentro físico, que por demás, es energéticamente muy costoso en un animal que necesita mucho tiempo para recuperarse al depender de la energía solar.

No obstante, en unas pocas ocasiones se llega a este extremo, pues el cambio de colores de los camaleones no es suficiente y solo los combates dirán quién domina el área finalmente.

Ojocientífico.com 11/01/14