Es el alimento perfecto para hacer frente a enfermedades sanguíneas por su alto contenido en potasio, hierro y vitaminas. Su aporte de glucosa también nos dará energía para afrontar el día.

Cuando hemos perdido mucha sangre o salimos de una operación comer remolacha nos dará la dosis de fuerza que necesitamos gracias a sus vitaminas.

Alimento laxante para quienes presentan problemas intestinales y de hemorroides.

De la remolacha se aprovecha todo porque en el cuello está la vitamina A y en las hojas la vitamina C. No hay por qué sucumbir a los catarros con una pieza de remolacha en ayunas.

Remedio excelente para problemas renales y hepáticos.

Los nitratos de la remolacha se convierten en óxido nítrico el cual ayuda a relajar los vasos sanguíneos permitiendo la reducción de la presión arterial.

El extracto de remolacha ayuda a reducir la aparición de tumores, por lo que puede llegar a convertirse en un buena fuente anticancerígena.

esquire.es


Los beneficios de la remolacha