La ingestión de alimentos antes de irte a la cama puede darte alguna que otra digestión pesada, ya sabes, aquello de la 'noche toledana'. Por supuesto, lo último es irse a la cama con el estómago vacío, pero tan malo como eso o más, es atiborrarse. Para tener un plácido sueño deberíamos comer algo dos o tres horas antes de ir a dormir y apostar siempre por algo ligerito. Nuestro sistema digestivo también debe descansar.

...1. Pasta: La pasta es uno de los alimentos que más se deben evitar antes de ir a la cama. Es verdad que preparar pasta es fácil y rápido si el hambre apremia, y se tiene poco tiempo o si has llegado tarde. En menos de 30 minutos puedes tener un sabroso plato listo, pero hay que tener en cuenta que la pasta es rica en carbohidratos que se convertirán en grasa en cuanto llegues a la cama. Este alimento tan graso, a pesar de lo que apetecible que es, debe evitarse antes de dormir.

2. Pizza: Es lo más socorrido y cómodo. Telefonazo y, si no, abres el horno y tienes en 15 minutos una suculenta y grasienta pizza. Pero el asunto es que no es, precisamente, una comida ligera y a nuestro sistema digestivo le cuesta procesarlo durante el día, así que imaginaos tener que procesarlo durante la noche. La pizza contiene ingredientes con altos niveles de acidez, aumentando así el riesgo de molestias estomacales.

3. Caramelos: Las cosas que ingieres antes de irte a la cama pueden llegar a provocarte pesadillas. Es un hecho probado que los alimentos grasos y azucarados tienen un impacto directo en las ondas cerebrales y pueden provocar pesadillas. Si quieres una noche tranquila y relajante, entonces evita los dulces y caramelos y opta por sustitutos como las barritas de avena, que son más ligeras y contienen también menos calorías.

4. Carne roja: Estas carnes son sabrosas y una buena fuente de proteínas y hierro. Pero otra cosa es la hora en que su digestión y metabolización es la más óptima. No puede complicar la entrada en un sueño profundo, ya que todo nuestro sistema digestivo tendrá que encargarse de ese filetón de carne roja que hemos tomado para la cena y el sueño reparador, relajante y placentero, quedará lejos.

5. Chocolate
: El chocolate negro es rico en sustancias esenciales para nuestro organismo, como el magnesio. Es muy conveniente para el cerebro y la memoria, pero al mismo tiempo es malo para la 'cintura', mucho más si planeas comerlo por la noche, cuando todas las calorías se almacenarán como grasa ya que el cuerpo permanecerá en reposo durante un buen lapso de horas.

Además, existe otra motivación de peso: el chocolate, especialmente el negro, es rico en cafeína y otros estimulantes, con lo que tampoco es recomendable si lo que queremos es relajarnos, desconectar y descansar.

6. Verduras
: ¿De verdad las verduras son malas antes de irse a la cama?Bueno, no exactamente. Son alimentos deliciosos, llenos de nutrientes, pero la cebolla, el brócoli o el repollo, contienen altas cantidades de fibra insoluble que nos harán sentirnos llenos por un largo periodo de tiempo. Esto es perfecto para el día, pero durante la noche la fibra se mueve muy lentamente en el sistema digestivo, sin mencionar que causan flatulencia excesiva también, así que no, no es recomendable tomar este tipo de verduras por la noche.

7. Alcohol: El alcohol es un enemigo directo del sueño. Da igual el tipo de alcohol que sea, con mayor o menor graduación. El alcohol nos provoca sueño irregular y es probable que haga que nos despertemos varias veces en el lapso de sueño. Así, el alcohol, especialmente el vino, no sólo disminuye la calidad del sueño, sino también reduce el tiempo de sueño nocturno. Y luego, las calorías, lo de siempre.

8. Hamburguesas con queso
: Al igual que cualquier otro tipo de alimentos altos en calorías, las hamburguesas con queso también se deben evitar antes de ir a la cama porque estimulan la producción natural de ácido en el estómago y pueden causar acidez durante la noche, al igual que algunos de los otros alimentos mencionados anteriormente. Por otra parte, dependiendo del queso, este elemento puede ser un agravante.

9. Chile o salsas picantes
: Las salsas picantes son una comida alta en calorías, llenas de proteínas y carbohidratos de combustión lenta, así que desaconsejables por completo por la noche. Tu estómago estará trabajando durante horas.

10. Snacks y patatas fritas
: Aunque este último es de cajón, los snacks y las patatas fritas deberían estar completamente prohibidos en nuestra dieta, ni de día ni de noche, pero si encima nos los tomamos antes de ir a dormir son una bomba de relojería. Estos alimentos contienen altas cantidades de glutamato monosódico que está ligado a una variedad de alimentos que producen trastorno del sueño.

Qué.es 27/06/14