La actriz espera que sus ex socios le paguen más de un millón de dólares por entregar marca



Lindsay Lohan demandó el jueves a sus ex socios en una línea de ropa y pide que se le pague
más de 1 millón de dólares y que se le devuelva el control de la marca.

La demanda afirma que una fabricante de ropa, que previamente había trabajado con Lohan
sigue vendiendo artículos bajo el nombre de la colección de la actriz, 6126,
que comenzó como una marca de mallas y tenía planes de ampliarse hacia otras prendas de vestir.

La demanda por incumplimiento de contrato, fraude y violación de marca presentada en una corte federal
de Los Anglees pide a D.N.A.M. Apparel Industries LLC. que se le paguen regalías y otras sumas a la actriz.

La demanda afirma que D.N.A.M. no le ha pagado a Lindsay Lohan más de 1 millón de dólares en regalías
y no se ha apegado al acuerdo de consultar a la estrella de Liz & Dick sobre las mercancías. D.N.A.M.
también estuvo de acuerdo en promover y ampliar 6126 a una línea de trajes de baño,
cosméticos y otras prendas así como abrir una tienda en Nueva York, según la demanda.

El documento pide a un juez que ordene a la empresa dejar de usar el nombre de 6126 y los demás elementos
de su marca. Lindsay le puso el nombre a la colección por la fecha de nacimiento de su ídolo Marilyn Monroe,
el 1 de junio de 1926.

"Lindsay es una apasionada de su ropa y del diseño" dijo su abogado Perry Wander.
"El propósito de esta demanda es retirarle el control de la marca a esta empresa que ha vendido productos
en el extranjero y en internet bajo el nombre de 6126".

El abogado agregó que Lindsay Lohan espera diseñar una nueva colección
con una nueva empresa que comercialice su marca.