Esta imagen muestra una de las dos galaxias extrañamente parecida a la Vía Láctea localizadas durante este nuevo estudio. La galaxia más grande, denominada GAMA202627, similar a la Vía Láctea, tiene claramente dos grandes galaxias satélites como compañeras.

Espacioprofundo.es 23 agosto, 2012

En el universo existen cosas realmente extrañas, desde enanas blancas y restos de supernovas a nebulosas planetarias o gigantescos agujeros negros, pero con lo que nunca pensaban los astrónomos que se toparían es con una galaxia prácticamente idéntica a la Vía Láctea. Pero no es solo el hecho de que se hayan topado con una galaxia espiral muy similar, sino que esta, además, también tiene otras dos galaxias satélites similares a las que se encuentran en nuestro vecindario cósmico, las Nubes de Magallanes.

“Nunca antes he encontrado otro sistema galáctico similar a la Vía Láctea, lo que no es sorprendente teniendo en cuenta lo difícil que son de detectar”, dijo el doctor Aaron Robotham en el Centro Internacional de Radioastronomía Investigación (ICRAR). ”Sólo recientemente se puede hacer el tipo de análisis que nos permite encontrar grupos similares.” “Necesitábamos telescopios con la calidad suficiente para detectar, no sólo las galaxias, sino también sus débiles compañeros, necesitamos mirar a amplios sectores del cielo, y volver a revisar casi todo el firmamento para asegurarnos que no nos perdimos nada”

Robotham presentó sus nuevos hallazgos a la Unión Astronómica Internacional en la Asamblea General en Beijing esta semana.

Usando lo que los astrónomos consideran el mapa más detallado del Universo local, el Galaxy and Mass Assembly survey (GAMA), Robotham y sus colegas encontraron que a pesar de que estos compañeros similares a las Nubes de Magallanes son poco frecuentes, cuando se encuentran por lo general están cerca de una galaxia muy parecida a la Vía Láctea, lo que significa que estamos en el lugar correcto en el momento adecuado para tener una visión más grande de nuestro cielo nocturno.

“La galaxia en que vivimos es perfectamente normal, pero las nubes Magellenic cercanas son raras y posiblemente de corta duración. Debemos disfrutar de ellas mientras que podamos, sólo van a estar allí unos pocos millones de años más”, dijo Robotham.

Los astrónomos han utilizado simulaciones por ordenador de cómo se forman las galaxias y muestran que no se producen muchos ejemplos similares a la Vía Láctea y su vecindario, por lo que han predicho que este es un acontecimiento extraño. Los astrónomos, que hasta ahora en realidad no han sido capaces de decir exactamente lo raros que son, utilizaron el nuevo estudio para examinar cientos de miles de galaxias.

“Encontramos que un 3% de galaxias similares a la Vía Láctea tienen galaxias compañeras como las Nubes de Magallanes, algo que ya de por si es extraño”, dijo Robotham. ”En total encontramos 14 sistemas galácticos similares al nuestro, y dos parecen ser una coincidencia casi exacta”.

La Vía Láctea está enfrascada en una compleja danza cósmica con sus compañeras cercanas, La Gran y la Pequeña Nube de Magallanes, que son claramente visibles en el cielo nocturno del hemisferio sur. Muchas galaxias más pequeñas galaxias orbitan alrededor de ellas, pero pocas tienen dos que son tan grandes como las Nubes de Magallanes.

Robotham y su equipo continuarán la búsqueda de sistemas gemelos a la Vía Láctea.