….. Bulos, mentiras y creencias sin fundamentos para adelgazar que tienen el efecto contrario.

Mito: "No comas después de las 8 de la tarde"

Realidad: La hora realmente no es lo importante, sino la cantidad de calorías que ingieres en un día en relación a las que gastas. Aunque es cierto que si por la noche apenas vas a moverte lo mejor es que reduzcas la cantidad, si acabas de volver de hacer ejercicio es diferente, por el cuerpo te lo va a pedir. Por lo tanto depende más de tus hábitos diarios más que de horarios.

Mito: "La comida light es mejor"

Realidad: las cosas denominadas como light puede que tengan menos calorías pero lo suelen suplir con otras cosas, los percibimos como más sanos pero también contienen azúcares y demás sustancias que si abusas de ellas pensando que te ayudan en tu dieta acabarás engordando igual.

Mito: "Al hacerte vegetariano adelgazas"

Realidad: No necesariamente, aunque las verduras no tengan tantas calorías no es el alimento exclusivo de una dieta vegetariana, por ejemplo las patatas fritas, muchos dulces y tartas son afines al régimen vegetariano y engordan igual.

Mito: "Si haces ejercicio puedes comer lo que quieras"

Realidad: ¿Te suena aquello de lo comido por lo servido? Haciendo ejercicio efectivamente gastas más, pero si comes más vuelves a ganar eso que has perdido, por lo tanto, aunque hay comer bien para hacer ejercicio, y estar muy hidratado, tampoco hay que excederse.

Mito: "Saltarte alguna comida adelgaza"

Realidad: Saltarte una comida va a hacer que tu metabolismo vaya más lento por lo tanto tu cuerpo consuma menos y por lo tanto no pierdas nada, además de crearte un desorden. Es innecesario.

Mito: "Comer ensalada es mejor"

Realidad: Sí, las verduras y frutas pueden hacer que no ganes peso pero si las cubres de salsa no servirá de nada.

Mito: "No puedes darte ningún capricho"

Realidad: Si te apetece mucho comer algo es mejor que lo satisfagas porque si no te vas a obsesionar, y al final te vas a hinchar con cualquier otra cosa. Además, si ese antojo es muy fuerte puede llegar a causarte estrés, todo un aliado de ganar peso.

Mito: "No comer gluten adelgaza"

Realidad: No tiene relación, hay comidas sin gluten que tienen muchas más calorías de lo que imaginas.

harpersbazaar.es 13/08/14