¿Qué es lo primero que haces cuando comes platos con mucho picante? Beber agua, seguro. Deja de hacerlo. Te decimos las míticas costumbres que tenemos después de una guindilla y que no deberías seguir haciendo.

Es instintivo: comemos picante y bebemos agua. Y esto es un error porque la capsaicina (molécula que da el sabor picante a las comidas) es grasa y no se lleva bien con el agua.

Estamos tan llenos y tenemos el estómago con tantos ardores que sólo a nosotros se nos ocurre tumbarnos un rato, retrasando así la digestión e incluso cortándola.

Seguir comiendo comida salada, tipo pan, cuando en verdad tendríamos que sucumbir a la miel, que reduce rápidamente el picor en boca.

No poner remedio y esperar a que se nos pase es otro error, sólo conseguiremos potenciar el amargor y sentirnos mal.

No tomar productos o bebidas frías, todo lo contrario: cuando comemos picante debemos ingerir líquidos del tiempo o calientes, el frío sólo aumentará el dolor de estómago.


Lo que no debes hacer cuando comes picante - - Esquire