El Lightyear One es un coche que funciona con energía solar, además de la recarga habitual en los coches eléctricos, para conseguir más autonomía.


La autonomía sigue siendo una de las grandes preocupaciones de cualquier potencial comprador de un coche eléctrico. Aunque los cargadores se están instalando a marchas forzadas, aún hay muchas zonas con una presencia pobre o casi inexistente; incluso en las zonas con más cargadores eléctricos, la cantidad de estos ni se acerca a la de gasolineras disponibles. El miedo a quedarse tirado en mitad de la nada es grande, y por eso la propuesta de la compañía holandesa Lightyear es tan interesante: un coche con paneles solares.

Realmente no se trata de una idea nueva. Ya existen algunos modelos con paneles solares, especialmente en el techo; pero la mayoría de las ocasiones, la energía obtenida de esta manera sólo sirve para funciones secundarias, como mantener el aire acondicionado encendido con el coche apagado. Y es que la eficiencia de los paneles solares hasta ahora no había dado para más. Hasta ahora, los únicos “coches solares” eran experimentos nada prácticos para el día a día.

El coche que funciona con energía solar


En cambio, el Lightyear One, el primer modelo del fabricante holandés, promete ser capaz de usar la energía solar para aumentar nuestra autonomía. Después de dos años de desarrollo, por fin ha tomado forma como un prototipo funcional que ya tiene muchos interesados (la compañía presume de cien reservas). No es para menos, porque las cifras que se manejan pueden dejar atrás a cualquier coche eléctrico del mercado.

El Lightyear One puede alcanzar una autonomía de 750 kilómetros en el ciclo WLTP; todos esos kilómetros de más se explican con un concepto de “ultra-eficiencia”, que no solo implica el uso extensivo de paneles solares, sino también del uso de materiales ultra-ligeros y decisiones de diseño interesantes.

Para empezar, no solo el techo está cubierto de paneles solares, sino también el capó. Gracias a eso el coche tiene nada menos que cinco metros cuadrados de células solares; Lightyear asegura que están protegidas por un vidrio de seguridad, algo que será especialmente crítico en el capó, ya que es una zona que puede recibir golpes de piedras en la carretera, por ejemplo. Lightyear no especifica cuánta energía es capaz de obtener de esta manera, pero aparentemente es suficiente como para aportar autonomía adicional.

Pero los 750 km de autonomía no se consiguen sólo de esa manera. Todo el coche está diseñado para ser lo más eficiente posible en la conducción. Se han usado materiales ultraligeros, y el diseño del coche permite atravesar mejor el aire; incluyendo detalles como la rueda trasera tapada parcialmente para mejorar la aerodinámica. Además, en vez de contar con uno o dos motores, en este coche cada rueda tiene su propio motor; eso hace que no se pierda energía en el proceso.

El Lightyear One es un coche diseñado principalmente con la autonomía en mente, y se nota. Claro, que esta tecnología no saldrá barata: después de las primeras 100 reservas, Lightyear espera admitir 500 pedidos más, a un precio de 119.000 €.

omicrono.com / Adrián Raya, 25 junio 2019

Llega el “coche solar”, que te permitirá seguir conduciendo gracias a la energía solar