La actriz podría ir a prisión de nuevo por mentirle a la policía el día del accidente
entre su Porsche y un camión de 18 ruedas




La agitada agenda en el juzgado de Lindsay Lohan parece no tener fin,
quien nuevamente se encuentra en riesgo de ir a prisión.

En julio de este año, la actriz chocó contra un camión de 18 ruedas en su Porsche,
tras el incidente llegó la policía y según testigos vieron a Lohan conducir el automóvil,
pero ella les aseguró a los oficiales que ella no iba tras el volante en el momento del accidente.

La nueva acusación contra LiLo es por mentirle a la policía, será presentado como delito menor,
pero esto no la pone lejos de las rejas, ya que Lindsay estaría violando los términos de su
libertad condicional, la cual obtuvo al ser acusada de un previo supuesto robo de joyas.

Será presentada en Santa Monica, ante la jueza Stephanie Sautner, quien podría enviarla
a la cárcel por segunda vez, la primera fue en julio de 2010 cuando paso 14 días arrestada por violar
los términos de su libertad condicional por un caso de consumo de sustancias en 2007.

Cuando el percance entre Lohan y el camión ocurrió, los policías encontraron píldoras de prescripción
médica en la bolsa de la actriz, por lo que volvería a ser acusada de un crimen relacionado con drogas,
pero su abogada dio documentos que demostraban que las píldoras fueron recetadas por un médico.

La mala suerte de Lindsay no tiene fin, y tiene más éxitos en los juzgados que los que ha tenido en cartelera.