Al artista le da miedo que la agrupación deje de divertirse en su carrera

El joven cantante Liam Payne ha confesado su preocupación por el futuro de One Direction
en caso de que se pierda toda la diversión, aunque espera que tanto él como sus compañeros Niall Horan,
Louis Tomlinson, Harry Styles y Zayn Malik, sean lo bastante fuertes como para mantenerse unidos.

"No quiero que se pierda la diversión cuando estamos en el escenario y que el grupo entre en esa dinámica
de no querer estar juntos nunca más", ha declarado Liam a la revista We Love Pop.

Últimamente el cantante ha tirado la casa por la ventana haciendo carísimos regalos a sus familiares y seres queridos
gracias a los ingresos de los que disfruta la banda con su éxito mundial. De hecho, los chicos de One Direction
manejan tal cantidad de dinero que han contratado a la compañía Grant Thornton para que les ayude y aconseje
sobre inversiones y sobre cómo hacer la declaración de la renta correctamente para evitar problemas en el futuro.

"Su éxito es bastante asombroso, así como los ingresos que van detrás. Los chicos han tenido un año 2012 alucinante
y este año todo apunta a que será incluso mejor. Aunque son muy maduros para su edad,
siguen siendo cinco chicos muy jóvenes y tienen muchos errores que cometer, es imprescindible para madurar",
ha declarado una fuente cercana a la banda. Es por ello por lo que los directivos de Sony les han aconsejado
que contrataran a una de las asesorías más importantes de Estados Unidos para ayudarles en materia de tasas e inversiones.