Representación artística del gas que rodea a una joven galaxia en el Universo temprano

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto que el gas alrededor de las galaxias jóvenes es casi estéril, carente de las semillas necesarias para formar nuevas estrellas, las moléculas de hidrógeno.

Al no poder captar la luz de las estrellas directamente, el equipo tuvo que centrarse en las siluetas de las galaxias más jóvenes tratando de descubrir indicios que señalasen la presencia de moléculas de hidrogeno, como la absorción de la luz de los cuásares que se encuentran detrás de estas galaxias.

“Los experimentos previos nos llevó a esperar encontrar estas moléculas en aproximadamente 10 de las 90 jóvenes galaxias que observamos, pero solo encontramos un único caso”, señalo el Profesor Michael Murphy de la Swinburne University of Technology.

Una de las teorías sobre la formación estelar señala que estas comienzan a formarse en el interior de nubes de frio gas rico en moléculas. Por ello, el equipo trato de centrarse en aquellas galaxias que se encuentran a unos 12.000 años luz de nosotros, o lo que es lo mismo, en aquellas galaxias en las que el proceso de formación estelar seria mucho mayor ya que estaríamos hablando de que estas observaciones retroceden en el tiempo unos 12.000 millones de años.

“Este es un pequeño misterio. Es cuando nacieron la mayoría de las estrellas, y creemos que se formaron de este gas, pero le falta el ingrediente clave para lograrlo, las moléculas”, señalo Murphy.

“El gas que se observa en la silueta probablemente se encuentra muy lejos de las galaxias como para formar estrellas”, señalo la Dra. Regina Jorgenson, de la Universidad de Hawaii y una de los autores del estudio, por lo que el equipo cree que la ubicación y el tiempo son claves para la temprana formación estelar “Tiene un gran potencial, pero no ha tenido tiempo de caer en las partes más ricas, más densas de las galaxias donde podrían ser los mejores viveros estelares.”

El estudio será publicado en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society


espacioprofundo.es 15/07/14