... A pesar de que muchos se creen conocedores de su organismo y del cuerpo humano en general, éste depara muchos entresijos y secretos sólo al alcance de los más eruditos. A continuación, hacemos un repaso de los más extraños y que os sorprenderán cuando los leáis. ¡Coged papel y bolígrafo!

Si te preguntan, ¿qué es lo que sabes del cuerpo humano? ¿Qué es lo que responderías? En la gran mayoría de los casos, datos simples y al alcance de todos, adquiridos bien en la enseñanza obligatoria y otros, quizás, algo más desconocidos para la sabiduría y creencia popular.

Sin embargo, hay una gran parte de ellos de los cuales no tenemos constancia y que son realmente importantes. Algunas te puedan sonar a broma, unas curiosas y otras interesantes. De una forma u de otra, os dejamos las rarezas más desconocidas de nuestro organismo.

Somos más altos por las mañanas

Aunque pueda sonar a chiste, no lo es. Está demostrado que durante lo largo del día nuestros cartílagos intervertebrales se van reduciendo poco a poco con el peso de nuestro cuerpo. Esta situación provoca que, con el paso de las horas, lleguemos a perder un centímetro de altura. Sin embargo, cuando nos vamos a dormir, pasa lo contrario. Al permanecer tumbados y descansando durante una media de 6-8 horas, esos cartílagos situados en la columna vertebral se amplían, ya que no tienen que sufrir la 'carga' de ningún peso.

Todo ello, se debe a que el agua que durante la jornada se acumula en esas vértebras se expande y vuelve al disco, el 'amortiguador' que se encarga de dar flexibilidad al cuerpo humano.

Este crecimiento matutino, según algunos expertos en la materia e investigadores clínicos, guarda relación con la progresiva bajada de estatura que sufrimos cuando nos hacemos mayores

Los bebés tienen más huesos que los adultos

Nuestro cuerpo humano va evolucionando con el paso de los años. Nos hacemos mayores y vamos creciendo y con el paso de los años, también menguando. Pero... ¿Cuántos huesos tiene una persona? La cantidad varía dependiendo de la edad en la que se encuentre el ser humano.

En el momento en el que nacemos, tenemos entre 300 y 350 huesos. Al llegar a la etapa adulta, sólo llegamos a los 200. ¿Por qué se produce tan importante reducción? Al parecer, los bebés tienen huesos adicionales que facilitan el parto y que con el paso de los años, cuando el feto crece, se vuelven más rígidos y terminan fusionando con otros.

Es imposible estornudar con los ojos abiertos

Es algo que muchos de vosotros seguro que os preguntáis. ¿Por qué cuando estornudamos lo hacemos con los ojos cerrados? ¿Hay alguien capaz de hacerlo con ellos abiertos? Sí, pero son muy poco y es algo extraño. Existe una creencia popular- falsa, claro está- que señala que si dejamos los ojos abiertos, estos podrían salir disparados.

La realidad es otra bien diferente. Estornudamos con los ojos cerrados por un simple reflejo de protección, es decir, nos protegemos de los organismos que expulsamos y que podría llegar a crear daños importantes en la vista, debido a la gran velocidad a la que sale el aire de los pulmones del cuerpo humano.

La media de cada estornudo se sitúa en los 160 km/h, es decir, multa asegurada en las carreteras españolas. ¡Una pasada!

Rascarse el oído puede aliviar el picor de garganta

Ahora que estamos en plena temporada de gripe y picores de garganta, podemos acogernos a algún escape que nos permita aliviar esa sensación tan incómoda. Si presionamos los nervios que llegan hasta el oído, generamos automáticamente un reflejo inmediato en la garganta que produce un fuerte espasmo que llega hasta esa zona.

Si se rasca el oído se propicia una estimulación del nervio vago, que también controla algunos situados en el cuello, en el tórax e incluso en el abdomen. ¡Y sí, se puede decir adiós a ese picor!

Cada lengua es única

Muchos no saben que la lengua es el órgano más fuerte del cuerpo humano. Sin embargo, esa no es la característica más peculiar de este músculo. Lo sorprendente es que, al igual que ocurre con las huellas dactilares, tiene una única impresión, es decir, que cada persona tiene una completamente diferente. No hay otra igual en todo el mundo.

Otras peculiaridades de la lengua es que las mujeres suelen tenerla más corta que los hombres y que es la única zona de nuestro cuerpo que tiene los denominados sensores de gusto. Eso sí, es un foco perfecto de bacterias que residen en la boca. ¡Peligro!

¿Por qué podemos vivir más días sin comer y menos sin beber agua?

Está es una pregunta que probablemente te hayas hecho muchas veces y que sí tiene respuesta. Es evidente que el cuerpo humano no puede sobrevivir durante un tiempo prolongado sin ingerir agua y alimento. En el primer caso, una persona que no realice una alta cantidad física podría aguantar entre 3-5 días. En el caso de la comida, hablamos de 7 días. ¿Por qué aguantaríamos más sin comer?

Es sencillo. Nuestro cuerpo, como explicábamos al principio, está formado por un 70% de agua y tenemos pérdidas a la hora de miccionar, sudar o incluso respirar. En cambio, las reservas alimentarias son mucho más altas, ya que el ser humano cuenta con reservas de carbono e incluso glucógeno que se genera a la hora de no ingerir nada de comida.

Eso sí, es altamente peligroso.

El pelo crece más rápido durante la noche que el día

Algunos estudios han demostrado que el cabello del ser humano crece mucho más por la noche que en el día. Pero... ¿A qué se debe? No hay explicación lógica que lo explique, al igual que los meses de verano también son más proclives a que el pelo crezca más que en los de invierno. ¿Cuánto crece en total a lo largo de todo un año? La media de los análisis realizados por los investigadores aseguran que, de media, crece cerca de 20 centímetros cada 12 meses.

No es la única singularidad del pelo de una persona. En total, cada ser humano pierde de media de 60 a 100 cabellos al día, aunque varía dependiendo de todo: edad, dieta y diferentes cambios hormonales influyen en que esa cifra aumente o disminuya. También apuntan algunos estudios a que las personas más inteligentes tienen más zinc y cobre en el pelo que el resto de humanos.

Aunque creemos ser los mismos que en 2014, no lo somos...

Y no lo somos porque nuestro cuerpo está en constante evolución. Sí, quizás nosotros pensamos que estamos igual que hace un par de semanas pero realmente no es así. El organismo está evolucionando a lo largo de los años. El 98% de los átomos que están en el interior de todos nosotros son reemplazados en sólo unas semanas. La piel lo hace cada 35 días mientras que el esqueleto, una estructura mucho más compleja, lo hace cada tres meses.

Sea más rápido o más despacio, incluso las células estomacales de la zona interior cambian a lo largo de minutos mientras hacemos la digestión después de comer.

La potencia del corazón durante un día puede mover un coche 32 kilómetros

El precio de la gasolina y el diésel ha ido bajado exponencialmente en España durante los últimos meses. Sin embargo, hasta hace poco repostar suponía casi un infarto. Precisamente el corazón tiene la suficiente fuerza para mover un vehículo. Concretamente, los latidos de un ser humano durante un día son capaces de generar energía para que un coche tenga autonomía de más de 30 kilómetros. Un músculo de sólo 300 gramos de peso que a su vez desplaza 453 toneladas de sangre en toda su vida.

¡Casi nada!

Llorar, a veces, es bueno

Numerosos estudios han demostrado que las lágrimas son muy necesarias para permitir que los ojos se mantengan húmedos y limpios. Si somos de llorar poco, nuestro propio organismo las produce continuamente. Te has preguntado alguna vez aquello de... ¿Por qué me lloran los ojos? Ya sabes por qué es. Se renuevan cada cierto tiempo, de modo que una vez que ya han cumplido su función de limpieza se desplazan hacia las fosas nasales.

La de cosas que oculta el cuerpo humano. Y nosotros que lo llevamos por llevarlo... ¡Increíble!

Qué.es 20 de enero de 2015

Las rarezas m?s desconocidas del cuerpo humano -- Qu?.es --