Este puede ser el mejor método contra las falsificaciones que hayamos visto hasta ahora.


Ha sido desarrollado por científicos de la Universidad Vanderbilt en Nashville, EEUU, aprovechando las propiedades ópticas del oro cuando se aplica con una forma en particular.

Para ello tuvieron que salirse de lo establecido, e idear un método para crear espirales de manera contínua con apenas unos nanómetros de ancho; estas son las espirales contínuas más pequeñas del mundo, y la manera en la que la luz choca contra ellas es única, teniendo en cuenta que son más pequeñas que la longitud de onda de la luz visible.

Un método contra las falsificaciones que juega con la luz

Cuando los científicos aplican un láser de rayos infrarrojos sobre las espirales, su estructura única que absorbe la energía y la concentra en el centro. Esta energía absorbida es emitida en forma de luz azul, doblando la frecuencia de la luz infrarroja recibida.

Además, cuando probaron con luz polarizada también se descubrió que esta emisión de luz azul varía dependiendo del ángulo en el que se aplica.


Tanto la reacción a la luz infrarroja como a la luz polarizada son aspectos que hacen a estas nano-espirales únicas, y por lo tanto pueden servir para identificar y autenticar objetos como billetes con total seguridad, ya que es posible aplicarlas sobre papel, plástico o cristal.

Aunque son demasiado pequeñas como para encontrarlas a simple vista, un dispositivo similar a un lector de códigos de barras puede detectarlas y analizar la luz que recibe para decidir si el objeto es legítimo o no.

Y aunque en este caso los investigadores usaron oro, la cantidad es mínima y no supondría un gran coste aplicar este método contra las falsificaciones, además de ya están investigando las propiedades de estas estructuras con otros materiales como plata o platino.


omicrono.com 8 junio, 2015 — Adrian Raya

Un método contra las falsificaciones basado en espirales