La medicina es un campo extenso que abarca no sólo las enfermedades físicas sino también mentales, y por eso es una ciencia que despierta mucha intriga en las personas que no se dedican a ella. Hoy queremos mostrarte las enfermedades más extrañas del mundo, aquellas que se dan en pocos casos o que son realmente espeluznantes. ¿Estás preparado para este viaje médico?
Ojocientífico.com 05/08/13

Enfermedades físicas extrañas

Encephalitis lethargica (la enfermedad del sueño)

A pesar de que no se han registrado casos de la enfermedad del sueño recientemente, fue una epidemia luego de que hubiera pasado ya la gripe española. Las personas comenzaban con un pequeño dolor de garganta y síntomas de gripe, para luego de unos días quedar rígidos como una estatua, con los ojos en blanco, y la boca como si estuvieran gritando.

La mayoría de las personas morían en ese estado, pero probablemente el mayor problema era para quienes se despertaban del letargo y sufrían de problemas de comportamiento durante toda la vida, ya que les era imposible sentir emociones, eran violentos y solían asaltar sexualmente a las personas a su alrededor.

No se sabe por qué esto sucede, puede ser un virus o bacteria que ha comido algunas partes del cerebro, pero aún casi un siglo después, sigue sin tenerse idea.

Desorden de la piel azul

Una familia con piel azul vivió en Troublesome Creek (Kentucky) en 1960. Vivieron sin mayores problemas ni enfermedades hasta más de los 80 años, solo que simplemente... eran azules. Esto se debe a un raro desorden de la sangre que se llama methemoglobinemia, en la que la sangre está menos oxigenada y por ende parece azul.

Sin embargo, algunas personas pueden tener la piel azul sin tener esta enfermedad, sino más bien argyria, que es causada por el alto consumo de un suplemento de plata coloidal.

Insensibilidad congénita al dolor

El dolor es una respuesta física al peligro, por lo que cuando una persona nace con una rara condición genética que no les permite sentir dolor, suelen morir jóvenes. Esto se debe a que no se curan enfermedades tontas ya que no se siente el dolor: un hueso roto, una lengua mordida o daños en la córnea son muy comunes en los niños que tienen esta enfermedad.

Gemelo parasitario

Probablemente el caso más conocido haya sido el de Laloo el Hindoo, un hombre indio que tenía un gemelo parasitario que salía desde su abdomen, tenía dos brazos, dos piernas, un pene, pero ninguna cabeza.

Esto sucede cuando los gemelos comienzan a desarrollarse en el útero, pero no están completamente separados y un embrión domina al otro, de forma que este deja de crecer y se convierte en un trozo de carne sin conciencia ni funcionalidad.

Síndrome de persistente excitación sexual

No es la hipersexualidad -relacionada al ámbito psicológico-, sino más bien una enfermedad física en la que se desprende un constante deseo sexual que está directamente relacionado con el síndrome de piernas inquietas. De esta forma, quien lo sufre puede tener más de doscientos orgasmos por día, todo el tiempo, sin importar dónde esté.

Enfermedades mentales extrañas

Anhedonia

El globo pálido es una parte del cerebro encargada de regular los productos químicos que brindan placer cuando hacemos algo bien. Sin embargo, si sufrimos de esta enfermedad no sentiremos placer, ya que esta área del cerebro está apagada.

El síndrome de la mano ajena

Puede parecer de película de terror, pero este síndrome hace que una de tus manos actúe de forma extraña y parezca tener vida propia. El afectado tiene sensibilidad en la mano, pero esta actúa como si estuviera poseída.

Esto se debe a que han sido separados los lóbulos cerebrales por daño o cirugía, y no tiene cura más que distraer a la mano con algún objeto.

Síndrome de Cotard

Las personas que lo sufren sienten que están muertas, no existen o que su cuerpo se está pudriendo poco a poco. Todo está en su cabeza: el área del cerebro encargada del reconocimiento facial ha sido desconectada de las áreas relacionadas a las emociones. Cuando la persona se mira al espejo, se reconoce pero no tiene ninguna respuesta emocional a ello, por lo cual piensa que ha muerto.

Síndrome de Alicia en el país de las Maravillas

En este síndrome las personas ven los objetos mucho más grandes o pequeños de lo que realmente son. Lo bueno es que es una condición temporal, usualmente asociada a las migrañas y el lóbulo occipital del cerebro, que controla la información visual.