David Petrarca señala la piratería como la causa de una gran "agitación cultural"
que ha conseguido aumentar la popularidad de la ficción en todo el mundo.




Convertida en un auténtico fenómeno de masas en todo el mundo desde su estreno en 2011 Juego de Tronos pasará a la historia
como una de las ficciones más exitosas de todos los tiempos. La adaptación televisiva de la popular saga de George R.R. Martin
lidera además el ranking de series más pirateadas de 2012 con más de cuatro millones de descargas ilegales.
No obstante, según David Petrarca -director de dos capítulos de la segunda entrega-,
este tipo de descargas no sólo no resultan nocivas para la producción, si no que sirven de ayuda.

Según defendió el director, en cuya trayectoria destacan otras series de gran éxito como True Blood, Big Love o Boardwalk Empire,
esa piratería ha sido la causa de una "agitación cultural" y ha conseguido aumentar la popularidad de la ficción en todo el mundo.
De hecho, cuanto más gente la ve, más gente habla de ella y "así es como una serie sobrevive".

Sin embargo, hay diversas lecturas respecto a si la piratería causa más efectos positivos o negativos en la ficción.
Es cierto que las descargas ilegales provocan pérdidas de millones de dólares a la cadena, aunque también es importante
destacar que Juego de Tronos tiene el honor de ser la serie de HBO más vendida en DVD y Blu-Ray.
La segunda temporada, que acaba de salir a la venta en EE UU y que podrá adquirirse en España a partir del 1 de marzo,
ya ha logrado superar las ventas de la primera en un 44%.