Se considera que un alimento es light cuando contiene un 30 % menos de calorías que el mismo alimento convencional. Por lo tanto, calificar una bebida de light, no implica que no tenga calorías y que por lo tanto no engorde, sino que implica un menor aporte calórico.

En consecuencia, todas las bebidas light que contengan calorías, consumidas en exceso pueden acabar comportando un aumento de peso corporal. Como siempre, lo importante es tomarlas con moderación


Abc.es 20/03/14 (Responde Blanca Lozano, diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Dietista-Nutricionista del departamento de Nutrición y Salud de Unilever.)