Las bacterias se comunican mediante diversos tipos de señales. A pesar de ser “seres unicelulares”, cometeríamos un error si los llamásemos “primitivos“, pues no lo son para nada.


El hecho de ser unicelulares nos da a pensar erróneamente que las bacterias se comunican gracias a mecanismos antiguos, muy diferentes a los que usan las células de cualquier organismo más grande o “multicelular”, como bien podríamos ser nosotros, los humanos.

Sin embargo, en diversos estudios las bacterias han demostrado poder comunicarse entre ellas y sincronizar su comportamiento para intercambiar nutrientes, protegerse entre ellas, o incluso suicidarse por el bien del grupo si fuese necesario. Dicha comunicación parecía producirse tan solo mediante moléculas “primitivas”, pero no es así. Las bacterias se comunican mediante impulsos eléctricos, igual que lo hacen las neuronas humanas.

Las bacterias se comunican con impulsos eléctricos, igual que las neuronas

Al menos esa es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Universidad de California en San Diego, cuyo trabajo se ha publicado recientemente en Nature de la mano de Gürol Süel. Según estos científicos, las bacterias se comunican mediante intercambio de moléculas, pero también usarían impulsos eléctricos, un mecanismo que hasta ahora se creía que sólo podían hacer los organismos multicelulares.
Ya en el año 2010 este biólogo molecular estudió a una bacteria, el Bacillus subtilis, la cual podía crecer en comunidades gigantes de un millón de individuos y aún así sobrevivir. Por lo visto, cuando la comunidad bacteriana alcanza cierto tamaño, las bacterias de la periferia dejan de reproducirse y abandonan a las células centrales con nutrientes suficientes.

Y aquí vino la duda: ¿cómo se comunican las bacterias para ordenar esa detención en la división celular, estando a tanta distancia unas de otras?

Las bacterias se comunican como las neuronas si están lejos, con electricidad

Gracias a dicha observación, la gran distancia que había entre bacterias centrales y bacterias periféricas, Süel decidió realizar el actual experimento: Las bacterias se comunican gracias a un intercambio molecular cuando se encuentran unas al lado de las otras (o eso nos enseñaban en biología en el colegio), pero si hay grandes distancias, la comunicación pasa a ser mediante impulsos eléctricos usando canales de iones celulares, los cuales expulsan sustancias fuera de la bacteria (y las reciben, también).

Estos canales usan “iones“, unas sustancias que otorgan “carga eléctrica” a las bacterias, como si hablásemos de una bateria. Si se modifica la carga, el mensaje cambia, y puede producir a su vez que la bacteria también libere iones como respuesta a otra bacteria vecina; y así sucesivamente, el impulso eléctrico iría pasando de bacteria a bacteria.

Este tipo de comunicación no es nuevo, ni mucho menos. El cerebro humano usa ese mismo tipo de comunicación, las neuronas usan estos iones para comunicarse mensajes la una a la otra a grandes distancias: La información es química. El hallazgo no es ese, el hallazgo es que este tipo de comunicación también puedan hacerlo las bacterias. Ser “unicelular” no implica estar solo, pues la sincronización entre bacterias es mucho más compleja de lo que cabría esperar.

omicrono.com / Roberto Méndez 11/03/2016

Las bacterias se comunican mediante electricidad