¿Sabías que hay frutas que son antiinflamatorios naturales? En este artículo te contamos cuáles son las más beneficiosas.

Los procesos inflamatorios son algo muy habitual en nuestro día a día. Una molestia intestinal, esos días en que nuestro hígado se encuentra un poco más inflamado de lo normal, o incluso la clásica retención de líquidos que deriva en ocasiones en un edema son problemas que podríamos aliviar con una alimentación adecuada.

Existen frutas que son increíblemente ricas en antioxidantes y elementos medicinales, que nos va a ayudar a defendernos de esos agentes infecciosos, potenciando así nuestra inmunidad natural. Su alto nivel de agua, minerales y vitaminas es una ayuda básica para fortalecer nuestro organismo y combatir así estas dolencias que todos podemos sufrir en un momento dado.

¿Tomamos nota entonces de estas frutas antiinflamatorias?

... 1. La piña, el mejor antiinflamatorio natural

La piña es una de las mejores frutas antiinflamatorias que podemos encontrar. ¿Sabes cuál es su secreto? La bromelina. Se trata de una enzima digestiva que contiene azufre y que, al ingerirla, además de ayudarnos a hacer mejor la digestión, va a desarrollar en nuestro organismo un interesante proceso antiinflamatorio perfecto, por ejemplo, para reducir la acumulación de líquidos, o esas inflamaciones que podemos sufrir en nuestras articulaciones.

Ahora bien, para potenciar aún más sus principios activos, es muy recomendable que consumas piña natural con el estómago vacío. Así pues, si te levantas algún día muy hinchada, con pesadez en las piernas o con retención de líquidos, sería perfecto que te prepararas unas cuantas rodajas de piña natural, o un jugo. Verás qué bien te sientes después.

... 2. El limón y sus bioflavonides

En nuestro espacio te hablamos en muchas ocasiones de los beneficios del limón y lo saludable que resulta tomar cada mañana un vaso de agua tibia con el jugo de esta fruta. Ahora bien, ¿sabías que además es una de las frutas antiinflamatorias más efectivas?

Esto se debe a uno de sus componentes esenciales, los bioflavonoides, los cuales se encuentran, sobre todo, en la piel, la pulpa y la parte blanca del limón. Este elemento es muy adecuado, por ejemplo, para reducir moretones, para actuar como un efectivo antibiótico natural en nuestro organismo y, además, para aliviar cualquier inflamación.

Ten en cuenta pues que, para beneficiarnos de los bioflavonides, es básico que consumamos o bien la piel o la parte blanca del limón. Así pues, una técnica efectiva para conseguirlo es mediante la terapia del limón congelado, de la cual ya te hemos hablado en nuestro espacio. ¡Merece la pena!

... 3. La papaya y su componente secreto: la papaína

Si tienes la posibilidad de comprar papayas en tus tiendas o mercados, no lo dudes. Son una de las mejores frutas antiinflamatorias que tenemos a nuestro alcance, nos ayudan a hacer la digestión y, además, son muy adecuadas en esas temporadas en que deseamos perder algo de peso.

La papaína, ese elemento presente en su atractiva pulpa, es una enzima que se utiliza mucho en medicina natural para aliviar el dolor y para resolver cualquier proceso inflamatorio. Es maravillosa. Basta con media papaya al día para beneficiarnos de sus propiedades.

Gracias a ella, dispondrás de un buen aporte de vitamina C, hierro, calcio y uno de los mejores antioxidantes que nos ofrece la naturaleza: el beta-caroteno. Tampoco podemos olvidar que la papaya es una fruta muy digestiva que dispone, además, de una acción antiséptica sobre las mucosas digestivas, las cuales nos vienen muy bien en esos días en que padecemos de gastroenteritis o colitis.

... 4. Las cerezas, ideales para la artritis

El componente “mágico” presente en las cerezas que nos ayuda a reducir los procesos inflamatorios son las antocianinas. Gracias a este pigmento natural las cerezas tienen ese atractivo color. No obstante, lo más interesante de estos pequeños frutos deliciosos de temporada es que tienen un efecto antiinflamatorio natural muy superior al de las aspirinas; de ahí que, según diversos estudios, se valore a las cerezas como un tratamiento muy adecuado para todas aquellas personas que sufran de artritis.

Tampoco podemos pasar por alto que las cerezas son muy ricas en antioxidantes, en vitamina C y en quercetina, un tipo de enzima que lucha contra los radicales libres. Ahora bien, ¿quieres saber cómo consumir cerezas para beneficiarte de sus efectos antiinflamatorios para la artritis? Muy fácil. Basta con consumir unas 15 cerezas después de tu almuerzo. ¡Deliciosas!

... 5. El poder de la piel de la manzana

¿Eres de las que incluye siempre una manzana en su desayuno? Si no es así, sería muy interesante que adquirieras este hábito alimenticio tan saludable y básico. En nuestro espacio te hemos hablado en numerosas ocasiones de los beneficios de las manzanas para tu corazón, e incluso para disfrutar de una buena figura, sin embargo… ¿Sabías que son muy medicinales para tratar cualquier proceso inflamatorio?

Según un informe publicado por el Departamento de Inmunología y Enfermedades Infecciosas de la Universidad Estatal de Montana (Estados Unidos), la piel de la manzana contienen unas enzimas que nos ayudan a luchar contra las llamadas células T, las cuales producen las inflamaciones. Además, la pectina que contiene la piel de la manzana nos aporta minerales y vitaminas muy adecuadas para cualquier infección.

Así pues, recuerda, consume una manzana al día… ¡Pero no te olvides de comértela con piel!

20minutos.es / mejorconsalud.com

Alimentos que curan: las mejores frutas antiinflamatorias