En función de la cantidad de azúcares que concentren tendremos frutas más y menos calóricas, aunque en algunas pueden tener cierto peso también las grasas

A la par que el agua, la fruta es la mejor manera de hidratarnos que tenemos en agosto, por encima de los zumos naturales, o no, y por supuesto de las bebidas dulces, los granizados, el café, el té o el alcohol. Las frutas suponen además un aporte alimentario y de energía adicional que nos puede ayudar a mantener el nivel de azúcar en sangre en sus niveles correctos, dada la presencia de la fibra alimentaria vegetal.

Ahora bien, no todas aportan las mismas calorías, y en este sentido las hay que porcentualmente implican un mayor rango de calorías y otras que en cambio suponen menos. Básicamente porque concentran más azúcares en sus tejidos, si bien en ciertos frutos tropicales, como el coco o el aguacate, el diferencial energético puede deberse también a la presencia de grasas vegetales.

Es sobradamente conocida la relación entre las calorías y aumento de peso si se abusa de los alimentos y, especialmente, cuando a ello se suma una vida sedentaria. En este sentido, tener presente una lista de las frutas del verano ordenadas por su poder calórico puede ser una buena idea, no por negarnos a ellas, que siempre será la mejor opción, sino por saber cuáles podemos consumir con mayor fruición y cuáles deberíamos quizás medir.

No es lo mismo calórico que dietético

Ahora bien, no es lo mismo calórico que dietético, ya que dedicarse a medir, porque sí, la cantidad de calorías de una fruta no sirve de nada; hay que considerar su aporte energético dentro de un contexto concreto como mucho para no abusar en exceso, en caso de que tengamos problemas de sobrepeso. No obstante, hay que tener en consideración también el tamaño de las distintas piezas, ya que no es lo mismo un pequeño albaricoque o un puñado de cerezas, que unas rodajas de melón.

En este sentido, debemos hablar de carga calórica en lugar de de poder calórico, puesto que la carga calórica viene condicionada por la relación de tamaño de la pieza y su cantidad de agua, es decir, la concentración de azúcares por gramo. Así, un pequeño racimo de uvas puede tener más carga calórica que una buena rodaja de sandía.

Adicionalmente, nunca hay que olvidar la presencia de fibras vegetales, pues tienen capacidad de capturar el azúcar libre y evitar así su paso inmediato al torrente sanguíneo para alterar el metabolismo, de modo que se acumule materia grasa. Es decir, que la fibra reduce también el poder calórico real. Además, tiene un efecto saciante que hace que comamos menos de una determinada fruta. Por ejemplo, es más improbable que comamos 100 gramos de higos, pero tranquilamente nos podemos entrepechar medio kilo de sandía, que es agua con azúcar y poca fibra.

En resumen: lo que cuenta es el valor dietético de la fruta -carga calórica, fibra vegetal soluble y fibra insoluble, etc.- por delante del poder calórico, porque además de calorías, la pieza puede aportarnos importantes vitaminas, minerales fundamentales como el potasio o el magnesio, entre otros, elementos antioxidantes y algunos otros beneficios más, como en el caso del coco o el aguacate, que aportan algunos ácidos grasos de interés.

La lista calórica de las 11 frutas con más calorías


Si incluso después de tener presente lo explicado en los párrafos superiores seguimos queriendo saber las calorías de cada fruta, para medir las cantidades que tomamos sin tener que renunciar a ninguna de ellas, la siguiente lista nos expone de forma decreciente el poder calórico de las diez variedades comerciales que tienen mayor valor energético y que encontrarás en las fruterías.

1. Coco: 351 Kcal por 100 gramos
2. Aguacate: 160 Kcal por 100 gramos
3. Plátano: 85 Kcal por 100 gramos
4. Chirimoyas: 81 Kcal por 100 gramos
5. Uvas: 65 Kcal por 100 gramos
6. Caquis: 65 Kcal por 100 gramos
7. Mango: 61 Kcal por 100 gramos
8. Cerezas: 58 Kcal por 100 gramos
9. Kiwi: 56 Kcal por 100 gramos
10. Piña: 45 Kcal por 100 gramos
11. Manzanas: 45 Kcal por 100 gramos


La lista calórica de las 11 frutas con menos calorías

1. Higos y brevas: 45 Kcal por 100 gramos
2. Nísperos: 43 Kcal por 100 gramos
3. Albaricoques: 40 Kcal por 100 gramos
4. Peras: 38 Kcal por 100 gramos
5. Naranjas: 38 Kcal por 100 gramos
6. Melón: 37 Kcal por 100 gramos
7. Melocotón: 37 Kcal por 100 gramos
8. Ciruelas: 36 Kcal por 100 gramos
9. Granada: 34 Kcal por 100 gramos
10. Pomelo: 26 Kcal por 100 gramos
11. Sandía: 15 Kcal por 100 gramos


eldiario.es / Jordi Sabaté, 31 agosto 2019

Las 11 frutas de verano que tienen más calorías y las 11 que menos