El Astro Rey, nuestro Sol, también posee un campo magnético alrededor que controla sus burbujas de plasma, manchas y erupciones solares.

De hecho, el campo magnético del Sol cambia su polaridad de forma similar al de la Tierra, aunque cada 11 años. Cuando se produce dicho cambio de polaridad podemos observar las temidas manchas y erupciones solares, un gran espectáculo visual que por el momento no puede hacernos daño alguno gracias a nuestro propio campo magnético, aunque su origen sigue siendo desconcertante.

Es decir, ¿cómo se forma y se controla el campo magnético del Sol? ¿qué es lo que controla toda esta fuerza y produce esta regularidad de inversión de campo magnético? Pues, según un reciente estudio publicado en Solar Physics, puede que seamos nosotros.

Qué es lo que controla el campo magnético del Sol

Bueno, no “nosotros”, sino la Tierra, Venus y Júpiter de forma combinada. Y es que, según los investigadores, precisamente cuando se invierte el campo magnético del Sol cada 11 años, esto coincide con la alineación entre el Sol, la Tierra, Venus y Júpiter (la cual se produce cada 11,07 años). ¿Es todo una coincidencia o hay algo más?

La duda no es nueva, y es que la relación entre la alineación planetaria y el ciclo del campo magnético del Sol ya se había tenido en cuenta con anterioridad, pero aún no han sido capaces de averiguar cómo los débiles efectos de las mareas de tres planetas podrían influir en el ciclo solar.

Pero ahora, gracias a los nuevos cálculos sobre el comportamiento del campo magnético del Sol, los investigadores han encontrado evidencias de que sí podría haber una relación: El principio de resonancia, o la acumulación del efecto de los tres planetas, provocando un efecto profundo en las fuerzas que controlan al Sol.

Las fuerzas que controlan el campo magnético del Sol: Efecto alfa y efecto omega

La dinámica del campo magnético del Sol es controlada por dos efectos: El Efecto Omega y el Efecto Alfa.

El efecto omega sería el que se originaría en el tachocline, la banda estrecha que se encuentra entre la radiación interna del Sol y las zonas más externas. El tachocline es una zona del Sol donde muchas áreas que giran se juntan, y es probable que dicha zona de lugar a los dos cinturones magnéticos al norte y al sur del ecuador solar.

Por su lado, el efecto alfa es más desconocido, y se cree que es el causante del campo poloidal (el campo que gira alrededor de polo a polo. Y precisamente dicho efecto sería el causante de las manchas solares y del ciclo del campo magnético del Sol. Según este nuevo estudio, el efecto alfa es propenso a las oscilaciones bajo ciertas condiciones, como por ejemplo la alineación de los tres planetas con el Sol. De hecho, esta alineación planetaria sería más que suficiente para provocar que se invierta el campo magnético del Sol bajo la acumulación del principio de resonancia: El acúmulo de las fuerzas de los 3 planetas sería suficiente.

De hecho, el campo magnético del Sol se invirtió hace solo 3 años, como bien anunció la NASA. La próxima vuelta es dentro de 8 años.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

omicrono.com / Roberto Méndez 9/10/2016

Descubren el misterio del campo magnético del Sol