La última actualización de Windows vuelven a dar problemas, esta vez con bloqueos en el PC, lentitud y encima pantallazos azules.

Definitivamente Microsoft no parece estar al corriente de la mala prensa que está generando hacia sus propias actualizaciones. Desde la infame October Update (la cuál no ha sido todo lo instalada que debiera) muchos ya no se fían de estas updates y el que Microsoft siga provocando estragos en este tema nos choca. Sí, la última actualización de Windows 10 vuelve a provocar problemas.

La última actualización de Windows ya está dando problemas

Una ha provocado tales problemas que hasta la misma Microsoft ha reconocido que no ha salido bien: la última actualización acumulativa de Windows 10 KB4493509. Además hay reportes que hablan de bloqueos y problemas. Sólo ha reconocido por ahora 2 fallos, aunque se saben más.

Nosotros mismos en el equipo de Omicrono hemos sufrido estos fallos. Además de una lentitud generalizada en el sistema, notamos que el ordenador se queda bloqueado nada más arrancar (el primer inicio después de instalar la update) y “tirones” en el sistema. Además, varias apps se desconfiguran y por ejemplo el menú de inicio queda totalmente desordenado (si lo tenías ordenado).

Los reportes más habituales hablan de bloqueos generales del PC, inhabilitando su uso.Esta actualización está recibiendo críticas en los foros de soporte por estos bloqueos que también nosotros hemos experimentado.

Cómo desinstalar la actualización

Para desinstalar la actualización os recomendamos ingresar en modo seguro en Windows 10. Para hacerlo tendréis que iros al apartado de Configuración > Actualización y seguridad > Recuperar > Inicio avanzado y darle a Reiniciar ahora.

Una vez se haya reiniciado, tendréis que seguir los pasos en pantalla y darle a solucionar problemas > Opciones avanzadas > Configuración de inicio> Reiniciar. Una vez hayáis entrado en modo seguro en el PC, id a la configuración de las actualizaciones y desinstalad la actualización KB4493509. Si estáis experimentando estos fallos, una vez hayáis desinstalado la actualización, reiniciad.

Como ya nos tiene acostumbrados Microsoft, tendréis que esperar a que Microsoft libere un parche en caso de que no queráis desinstalar la actualización o esperar a que vuelva a lanzarla una vez arreglada.

Es increíble que Microsoft siga provocando estos problemas en sus usuarios, máxime habiendo visto todo lo que ha pasado en las pasadas actualizaciones. Menos mal que la May Update está cerca, en la que por fin podremos evitar actualizaciones hasta que no se hayan testeado como es debido.

omicrono.com / Manuel, 11 abril 2019

La última actualización de Windows 10 provoca lentitud y pantallazos azules