Tras cinco horas de lucha, una pitón de 3 metros de longitud ha podido engullir a su víctima, un cocodrilo de un metro.

Las imágenes, captadas por distintas personas con sus teléfonos móviles, muestran la batalla sin cuartel que se produjo entre ambos reptiles en el lago Moondarra, situado cerca de Mount Isa, una remota ciudad del noroeste del estado australiano de Queensland.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Bryan Fry, un experto en serpientes, profesor asociado de la Universidad de Queensland, ha comentado a Fairfax Media que «las pitones suelen decantarse por roedores y pequeños animales. Pero los cocodrilos australianos que habitan en ríos y humedales constituyen una presa relativamente fácil, que les permiten, además, no volver a comer en un mes».



«El cocodrilo peleaba al principio, pero tras cinco horas de constricción se dio por vencido. No lo podíamos creer; como solemos decir: "la serpiente se llevaba a la boca un bocado mayor del que podía masticar"», relataba Tiffany Corlis a ABC News.

Abc.es 03/03/14