Las bases para crear un sistema de defensa contra asteroides están en el nuevo proyecto de la ESA y la NASA para desviar un asteroide.

Aunque no los vemos a simple vista, el universo está lleno de meteoritos que fácilmente podrían acabar con la vida humana en la Tierra tal y como ocurrió con los dinosaurios.

Hay muchos proyectos en marcha para evitarlo, pero todos tienen en común el mismo problema: aunque los modelos matemáticos explican lo que es necesario y lo que ocurrirá, hasta que no comprobemos que realmente es posible desviar o destruir asteroides no tendremos la certeza de que es posible.

Empiezan las pruebas necesarias para desviar un asteroide apocalíptico

De ahí que la ESA y la NASA hayan colaborado en idear esta misión para impactar en un pequeño asteroide y medir la influencia que tiene este evento en su trayectoria. El elegido es el sistema Didymos, compuesto por un asteroide de 750 metros de largo y otro de apenas 160 metros, llamado de manera informal “Didymoon” ya que orbita al grande como si fuera su satélite. Ese pequeño asteroide es el objetivo principal de la misión, que daría comienzo en Octubre de 2020 con el lanzamiento de la nave.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Esta llegaría al sistema Didymos en Mayo de 2022, dos años después; será la primera vez que una sonda terrestre visita un sistema binario, y por eso la misión también tendrá otros objetivos secundarios como estudiar la composición y las órbitas de los asteroides, incluyendo una sonda que llegará a la superficie de Didymos. Una vez completado el estudio, en Octubre de 2022, la sonda se alejará del sistema y lanzará una pequeña nave, de unos 300 kilogramos, hacia Didymoon.


Según los cálculos el impacto resultante variará la órbita del pequeño satélite en un 1%, muy poco pero lo suficiente para medir el impacto y sacar conclusiones muy útiles para cuando una amenaza llegue a la Tierra. Hay que dejar claro que aunque se considera un asteroide cercano a la Tierra, es prácticamente imposible que el impacto acabe desviándo a Didymoon hacia nuestro planeta, ya que la fuerza de la gravedad de Didymos lo mantendrá en el sistema.

omicrono.com 6 octubre, 2015 — Adrian Raya

La NASA y la ESA intentarán desviar un asteroide