El espectáculo de una estrella destruida por un agujero negro ha podido ser captado por los científicos de la NASA.


Los agujeros negros son el mayor peligro del universo conocido. Nada se acerca al grado de destrucción que provocan cuando se acercan a cualquier astro; incluso la luz es curvada a su paso.

Así que cuando los astrónomos dan con un agujero negro que se ha acercado a una estrella, se encuentran con algo digno de ver: se conoce como la disrupción de la marea galáctica, y la que acaban de descubrir es la más cercana a la Tierra en los últimos 10 años.

Así acaba una estrella destruida por un agujero negro

Los protagonistas son un agujero negro con una masa varios millones de veces superior a la del Sol, y una estrella cercana al centro de la galaxia PGC 043234, situada a 295 millones de años luz de la Tierra. Un detalle importante de este descubrimiento es que los científicos han podido usar tres telescopios de rayos X con los que han analizado con todo lujo de detalle el entorno alrededor del agujero negro y las consecuencias de que una estrella se ponga en su camino, consecuencias que pueden medirse en forma de rayos X durante años. La siguiente animación de la NASA nos muestra lo que ocurre.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Como vemos, la estrella es completamente descuartizada, y sus trozos pueden acabar de dos maneras; buena parte del objeto acaba siendo tragado por el agujero negro, pero otra parte acaba despedida a grandes velocidades. Eso ocurre porque incluso un agujero negro no puede seguir el ritmo necesario para engullir algo tan grande como una estrella, así que los restos se ven afectados por la gravedad del exterior del agujero que los dispara. Este material acaba en forma de nube alrededor del agujero negro, una muestra de que “acaba de comer”.


omicrono.com / 23 octubre, 2015 — Adrian Raya

Una estrella destruida por un agujero negro