Desde su llegada a la órbita marciana, la Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) nos ha mostrado paisajes increíbles y estructuras asombrosas, ha revelado muchos de los secretos que se esconden bajo las polvorientas arenas del planeta rojo.

Y una nueva imagen nos muestra de nuevo que nuestro vecino planetario sigue siendo un mundo cambiante capaz de sorprendernos y maravillarnos. Una gran roca, de unos 6 metros de altura y 3,5 metros de ancho, se ha desprendido de una ladera rodando unos 500 metros cuesta abajo dejando a su paso un camino fácilmente distinguible desde el espacio gracias a la cámara del High Resolution Imaging Science Experiment que nos ha mostrado que esta roca finalizó su camino quedando posicionada de forma vertical.


Y aunque todavía no se sabe que es lo que provocó el desprendimiento de esta roca, se especula que pudo ser golpeada por un meteorito de menor tamaño.


espacioprofundo.es 16/08/14