Las mahonesas se elaboran fundamentalmente a partir de una mezcla de aceites vegetales, huevo y agua. Por este motivo, suelen ser fuente natural de omega 6 y/o omega 3. Por lo tanto, no sólo no son perjudiciales sino que, si las tomamos con moderación nos aportan nutrientes beneficiosos para la salud.

Si en algún plato especial nos gusta añadir mahonesa podemos añadirla y en caso de que tengas que limitar la ingesta calórica, es recomendable decantarse por las variedades ligeras que existen en el mercado.


Abc.es 12/03/14. Responde Blanca Lozano, diplomada en Nutrición Humana y Dietética y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Dietista-Nutricionista del departamento de Nutrición y Salud de Unilever.