Hoy le daremos un corto receso a la ciencia y a la tecnología para hacer un relato trivial y divertido, más bien relacionado con las artes y quizá con las ciencias humanas. Esta es la historia que ridiculizó a los críticos de arte franceses más vanidosos y de paso estafó a un ingenuo comprador.

Los precursores de la divertida historia del borrico pintor fueron los impresionistas

Seguramente has oído hablar del Impresionismo, la corriente artística surgida en París en la Exposición de Artistas Independientes de 1874, donde Claude Monet presentó un cuadro que ocasionó un pequeño escándalo. A Monet no le interesó llevar al lienzo una copia de la realidad sino su impresión visual de la luz, llamando a su obra Impresión, sol naciente.

A los críticos de arte les pareció ridículo el cuadro por carecer de realismo y uno de ellos, Louis Leroy, dijo que ciertamente, lo que Monet y sus colegas querían era impresionar con cosas estrafalarias. Los “impresionistas” les empezaron a decir despectivamente.

No se imaginaban los críticos que, sin desearlo, estaban afianzando el nombre de la corriente artística más cara de la historia. Un club de «multimillonarios» del arte que incluye, además de Monet, a Edouard Manet, Edgar Degas, Camille Pissarro, Auguste Renoir y Paul Cézanne.

En 2011, el cuadro de Cézanne, Los jugadores de cartas, fue comprado por 250 millones de dólares por la casa real de Qatar, una cifra solo superada por los 300 millones de dólares que un trust pagó a principios de 2015 por la pintura ¿Cuándo te casas? del postimpresionista Paul Gauguin.

El Cubismo de Picasso también contribuyó a la broma

Después del Impresionismo, a comienzos del siglo XX llegó el Cubismo, encabezado por Pablo Picasso, un movimiento todavía menos realista que el impresionista, para el gusto de algunos críticos. En mayo de 2015, el cuadro de Picasso, Les Femmes d’Alger, fue vendido por Christie's por 179 millones de dólares (tercer lugar en el top 3), se supone que para un coleccionista de Arabia Saudita.

Pero en 1910, todas estas ventas a precios escalofriantes estaban a más de cien años de distancia y el ambiente era ideal para la formidable broma del borrico pintor.

Un nuevo genio del Expresionismo

En 1910, la mayoría de los críticos ya estaban curados de espantos con las novedosas corrientes artísticas y ensalzaban como futurista y genial cualquier obra medio extraña que presentara un joven pintor. En el mismo salón en el que Monet había inaugurado el Impresionismo 36 años antes, fue presentado un cuadro de intenso y variado colorido por un desconocido pintor de nombre Raphaël Boronali.

El movimiento de moda en ese momento era el Expresionismo y la crítica prodigó toda clase de elogios a la obra, titulada El sol se durmió sobre el Adriático. «Un acto de furor innato; un prodigio del arte expresionista», dijo uno de los críticos más atrevidos. Convencido por la crítica de que estaba haciendo un tremendo negocio, un hombre desembolsó 400 francos por el cuadro, una fuerte suma en la época.

...

El burro expresionista

Resultó ser que un escritor, Roland Dorgelès, había decidido jugarle una broma al mundo del arte. Con tantas pinturas raras recibiendo elogios, Dorgeles no tuvo dudas de que su mofa sería exitosa. Él y un amigo se hicieron con un borrico y le ataron al rabo varios pinceles. Luego colocaron un lienzo detrás del burro y lo pusieron a moverse con unas zanahorias hasta que el animal pintó un cuadro de lo más vanguardista. Todo frente a notario y bien fotografiado.

Finalmente, se inventaron el nombre del pintor Boronali. Los notarios suelen ser personas de cierta edad que ponen rostro muy serio cuando están en su trabajo; nos imaginamos que a este le costó mucho mantener la compostura.

Cuando Dargeles reveló la verdad, con todas sus pruebas, París y toda Francia se partieron de risa a costa de críticos de arte, pintores y del pobre comprador. No sabemos si al desafortunado coleccionista le devolvieron su dinero. Pero con la pequeña fortuna que le costó el cuadro, hubiera podido comprar todos los burros de París.

¿Conocías la historia del burro pintor? ¿Qué te ha parecido?

batanga.com /Alcides González 27 noviembre 2015

La magnífica historia del burro pintor que engañó a los más prestigiosos críticos de arte de París