Un nuevo procedimiento abarata drásticamente la depuración de agua potable.


Científicos de la Universidad de Alejandría (Egipto) han desarrollado una forma más barata, simple y potencialmente más limpia que los métodos tradicionales de convertir el sudor o algunas aguas residuales en agua potable.

Esto podría tener un gran impacto en áreas rurales de Oriente Medio y África Septentrional, donde desalinizar agua marítima es la única vía posible para acceder a agua potable, algo que en ocasiones se torna aún más complicado debido a la inestabilidad económica y social.

Así se destila agua potable para todos

Hasta ahora, el método más usado en estos lugares consistía en un proceso de varias fases basado en la ósmosis inversa, un sistema que si bien es muy eficiente, requiere altas cantidades de energía con el consecuente coste. Además, tienen el inconveniente de que devuelven sustancias nocivas y grandes concentraciones de sal al mar, causando ciertos problemas ambientales.

En un artículo publicado recientemente en la revista Water Science & Technology, Mona Naim, Mahmoud Elewa, Ahmed El-Shafei and Abeer Moneer, investigadores de la Universidad de Alejandría, proponen este nuevo modo de purificar agua usando materiales de fácil acceso y bajo coste en la mayoría de los países, sin siquiera la necesidad de utilizar electricidad en todo el proceso.

Esta tecnología utiliza un método para separar líquidos de sólidos llamado pervaporación, que consiste en el filtrado del líquido valiéndose de una membrana polimérica, su vaporización y la posterior condensación del agua pura. El proceso de pervaporación es más rápido, limpio y eficiente que los métodos de desalinización convencionales, al no necesitar electricidad para alcanzar la temperatura de vaporización.

El proceso de pervaporación no es nada nuevo, pero sí lo es la membrana que se utiliza en el primer filtrado, que hasta ahora resultaba mucho más costosa y complicada de fabricar. Los investigadores aún tienen que probar la viabilidad comercial de este sistema, pero de conseguirlo, podría suponer un gran impulso al desarrollo de lugares en los que el agua y la electricidad son bienes escasos.

omicrono.com 7 noviembre, 2015 — Pedro Mepal

La forma más simple y barata de conseguir agua potable