..... No necesitarás sartén y ahorrarás una gran cantidad de aceite. Empieza a precalentar el horno…

Las patatas fritas. Ese dorado objeto de deseo que siempre viene acompañado de cierto sentimiento de culpa. ¿O deberíamos hablar en pasado?

La clave, claro, está en el aceite. Aunque sea de oliva y virgen extra, a la hora de tomar alimentos fritos supone una ingesta considerable de grasa. ¿La solución? Prepararlos en el horno. En el caso de las patatas, estos son los pasos a seguir.

- Córtalas de manera habitual, en tiras o dados.
- Prepara en un bol grande un aliño con cuatro cucharadas de aceite de oliva y sal.
- Vierte las patatas en el bol y asegúrate de que se mezclan bien con el aceite.
- En una bandeja de horno, colócalas separadas y rocíalas ligeramente en la parte superior con aceite de oliva en spray.
- Hornéalas durante 20 minutos a 210º.
- El resultado: unas patatas fritas perfectas: doradas por fuera, suaves por dentro y con menos de la mitad de grasa.


harpersbazaar.es 06/10/14