Marca.com 04/01/13

El regreso al Calcio de Giuseppe Rossi se materializó ayer tras el acuerdo alcanzado entre Villarreal y Fiorentina. El conjunto viola pagará algo más de 9 millones de euros fijos, más 3 en variables en función del rendimiento del jugador, para hacerse con los servicios del que sigue siendo el máximo goleador en la historia del club de La Plana. El Bambino dice adiós a El Madrigal.

A expensas de que el futbolista supere una exhaustiva revisión médica por parte de los doctores del club italiano -continúa en fase de recuperación tras la tercera operación de rodilla sufrida en poco más de un año-, el traspaso se considera cerrado por ambas partes. El jugador ha mostrado en todo momento una predisposición total a dicha operación, hasta el punto de que ha accedido a rebajar sustancialmente la ficha que actualmente percibía en el submarino.

Con este traspaso, el Villarreal no sólo se asegura una importante inyección económica sino que se ahorra una ficha absolutamente prohibitiva, superior a los 2 millones netos, para su realidad actual de Segunda división. Además, el futbolista lleva 15 meses sin jugar, tras lesionarse de gravedad el 26 de octubre de 2011 en Bernabéu, y aún le restan otros tres para regresar a los terrenos de juego.

Esta circunstancia minimiza el impacto deportivo que para el club amarillo pueda tener la venta, ya que su aportación esta temporada podía quedar en poco menos que anecdótica. Con Rossi se marcha el futbolista más determinante de las últimas campañas del Villarreal. Sus 54 goles en Liga le convierten en el mejor anotador amarillo de su historia en el campeonato doméstico, de la misma forma que sus 16 tantos en Europa hacen los propio en esta competición.

Tras pagar cerca de 11 millones por él al Manchester en la campaña 2007-08, Rossi se unirá en la Fiore a ex compañeros como Gonzalo Rodríguez, Borja Valero o Matías Fernández.