Científicos están probando un sistema de edición genética que podría revolucionar la medicina.

En nuestro ADN se encuentra el secreto para curar cualquier enfermedad. Es por eso, que una de las soluciones más eficientes contra la lucha de enfermedades como el cáncer, pasa por la modificación directa de nuestra genética.

Tanto es así, que actualmente se estudia el uso de corazones de animales genéticamente modificados para trasplantes en personas, o algas capaces de eliminar el 90% de las células cancerígenas. De hecho, por primera vez en la historia, la edición genética acaba de salvarle la vida a un bebé que padecía un cáncer terminal.

Reemplazo genético contra cualquier enfermedad

Científicos de la University of Massachusetts Medical School, han desarrollado una nueva técnica de edición genética mediante la cual reemplazar los genes responsables de una condición específica por una versión sana de los mismos.

Esta técnica, bautizada como CRISPR (Clusters of Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats), pasa por la utilización de un conjunto de proteínas y RNA para afianzarse sobre un gen y revisar su correcto funcionamiento.

CRISPR aún no se ha probado en ser humanos vivos, y no hay ninguna garantía de que esta técnica funcione con cualquier enfermedad. Sin embargo, actualmente tiene un índice de éxito del 50%, lo que significa que no tenemos una cura milagrosa para todo tipo de enfermedades en cualquier circunstancia, pero sí un nuevo camino para investigar enfermedades raras desde la raíz de las mismas.

Los responsables de este método creen que en un futuro podría suponer toda una revolución en el tratamiento de enfermedades mortales, tanto sus síntomas como la eliminación total. Tal vez sea cuestión de unos pocos años poder acceder a la raíz de cada enfermedad y eliminarla detalladamente, sin sufrir los tediosos efectos secundarios de determinados tratamientos.

omicrono.com / 30 noviembre, 2015 — Pedro Mepal


La edición genética, el botón que apaga las enfermedades