Los ajustes continúan en la Cadena Cope. Después de haber aprobado hace cuatro meses una una rebaja salarial para el 75 por ciento de la plantilla, su director financiero, Ignacio Armenteros, adelantó que se "está estudiando" una serie de medidas "puntuales" para afrontar con garantías el años 2013.

La reducción de sueldos con la que Cope evitó aplicar un expediente de regulación de empleo hace unos meses no ha servido para cuadrar las cuentas de la compañía participada por la Conferencia Episcopal Española. La crisis publicitaria obliga a sus responsables a plantear nuevos ajustes dada la desviación presupuestaria con la que la cadena ha cerrado el tercer trimestre de 2012, según explica el portal Vozpopuli.

La Dirección de la empresa reunió este miércoles a la Comisión Permanente del Comité Intercentros para explicar a los trabajadores que el resultado económico de la empresa se ha desviado considerablemente. En esta reunión, el director financiero, Ignacio Armenteros, comunicó que las perspectivas de resultados en Cope para el mes de noviembre y para el primer semestre de 2013 son, asimismo, "muy negativas". Ante esta situación, Armentero indicó que la empresa "está estudiando" una serie de "medidas de ajuste puntuales" para corregir esta importante desviación.

La Cadena Cope terminó el ejercicio 2011 sin pérdidas tras facturar 93 millones de euros, una cantidad que supone un incremento del 13 por ciento respecto al año precedente, tal y como aseguraron a Vozpópuli fuentes del sector que pusieron de manifiesto que suponía volver a cifras positivas tras dos ejercicios seguidos marcados por números rojos. El resultado, no obstante, implicaba beneficios, pero "mínimos". Las mismas fuentes hicieron hincapié en que el cierre del año pasado se efectuó en "equilibrio". Tanto en 2009 como en 2010, obtuvo resultados operativos negativos. En 2008, ganó poco más de 300.000 euros.