Un estudio publicado en la Canine Genetics and Epidemiology sugiere que el Bulldog Inglés se encuentra sufriendo en silencio y que podría ser tarde para salvarlo.

El estudio sostiene que esta raza de perros es una de las más poco saludables debido a su muy baja diversidad genética.


Al igual que otras razas de perros con caras chatas, el genoma del bulldog ha sido alterado para crear esa apariencia deseada y, como consecuencia, ha causado una pérdida significativa de diversidad genética en la región responsable de las respuestas inmunes normales.

Cuando miramos los lindos y únicos rasgos del bulldog en realidad miramos sus discapacidades que atentan contra su supervivencia y es algo sobre lo que es importante tomar conciencia.

Este estudio examinó la diversidad genética entre los 102 Bulldogs ingleses registrados utilizados para la cría basada en haplotipos maternos y paternos y más variables. El objetivo fue evaluar si la raza conserva suficiente diversidad genética para corregir las anomalías genotípicas y fenotípicas asociadas con la mala salud, para permitir la eliminación de mutaciones perjudiciales recesivas o para hacer cambios fenotípicos adicionales en la estructura corporal o el pelaje.

Los graves problemas de la raza

Los bulldogs tienen fosas nasales pequeñas que hacen que sea difícil para ellos el poder respirar, además cuentan con una tráquea pequeña que hace que sea difícil refrescarse a través del jadeo, molestia que aumenta sus posibilidades de muestra por golpe de calor en temperaturas extremas.

La manera de solucionar el problema es a través de cirugía pero eso puede ser peligroso si la vía aérea del perro está más allá del alcance de láser o bisturí.

El bulldog tiene graves problemas respiratorios resultantes de fatiga frecuente, dolor en el pecho y falta de aire. Su piel facial arrugada es propensa a la infección de levaduras y bacterias. A su vez, sus mandíbulas son demasiado cortas para sus dientes, y eso causa un crecimiento torcido y caries dentales más rápidas.

Por si eso fuera poco, tienen los huesos y articulaciones demasiado cortos y mal formados, no pueden dar a luz normalmente y es casi imposible que vivan después de los cinco años de edad.

Su futuro

Los defectos imprevistos causados por el sistema de crianza, pueden permanecer para siempre inmutables. Sin embargo, los científicos creen que todavía hay una manera de salvar a la raza.

Para los expertos, el cruzamiento, es un proceso que alterará la apariencia física de los bulldogs que suelen ser cortos y robustos.

Para los científicos, esta podría ser la única manera de asegurarnos que estos perros sobrevivan, y para ello, los criadores tienen que ser conscientes del problema que enfrentan.

Sin duda es una raza querida, cariñosa e increíble pero necesitan ayuda para enfrentar este desafío y poder vivir por más tiempo y sobre todo teniendo una vida más sana.

La salud de los perros está antes que su aspecto, ¿no crees?

vix.com / Valentina 04/12/16

La ciencia advierte que esta raza de perros podría extinguirse pronto