Trolleando a los conductores de buena mañana… la broma del obstáculo invisible.