Resultados 1 al 4 de 4
  1. #1
    En otra vida 00011Mathius
    Quien tiene un amigo...
    Avatar de Mata
    Fecha de ingreso
    08 Jul, 12
    Mi Frase
    El que te Mata de risa
    Mensajes
    1,324
    Gracias
    142
    Menciones
    0 Post(s)
    Citas
    8 Post(s)

    film La Atlántida en la península Ibérica[Texto+Documental]

    Surgen a la luz las primeras evidencias de la existencia de una civilización, anterior a la Ibera, que se desarrolló hace mas de 10.000 años en los territorios de las antiguas Tartessos y Libia (norte de África) Este pueblo fue capaz de expandir su cultura al crear colonias en África, Norte de Europa y Oriente llegando incluso a América gracias al alto desarrollo que poseía de los sistemas de navegación de ultramar y a la existencia de islotes (dorsal atlántica) entre las Azores, Canarias y las Antillas. Parte de ella pereció bajo las aguas tras una gran inundación acaecida hacia el 9500 a. C. ¿Fue esta civilización la Atlántida que relata Platón? Un grupo de investigadores así lo creen y deducen que todas las civilizaciones posteriores al 10000 a C. tales como la egipcia, etrusca, fenicia, griega y romana, etc. han derivado de ella.
    La revisión de algunos restos arqueológicos preibéricos y la traducción correcta de los textos de Platón (Timeo y Critias) han permitido localizar la Atlántida en la Península Ibérica y en el norte África así como a su capital, Atlántis, enterrada hoy bajo las aguas del estrecho de Gibraltar.

    La localización de la Atlántida, además de resolver el enigma del mito, nos acerca a la antesala de nuestros orígenes ya que en todos los textos en los que se alude ala Atlántida la refieren como el lugar en donde habitaron los primeros mortales, junto a los dioses, en los confines del mundo conocido: el Occidente. Estas referencias míticas cobran una dimensión nueva ante los resultados obtenidos de estudios del ADN de diferentes poblaciones que confirman que toda la humanidad procede de un mismo tronco común y, presumiblemente, de un mismo lugar: Occidente.

    Tras las huellas de la Atlántida
    La existencia de la Atlántida nunca ha sido descartada por los historiadores, pese a la carga literaria y mítica que pueda serle atribuida, pues también la Troya de Homero se creía producto de la fantasía hasta que el arqueólogo Heinrich Schliemann la descubrió en 1903.

    Herodoto, Estrabón, Séneca, Filón de Alejandría y otros eruditos, así como diversos textos religiosos y legendarios (Libro de los Muertos, Biblia, etc.) dejaron testimonios abundantes a cerca de un continente, situado en las proximidades del Atlántico, en el Oeste, desaparecido tras una gran inundación. Lo mas sorprendente es que también se haga referencia a él en las leyendas bosquimanas y en las tradiciones de mas de 130 tribus americanas, ubicándolo en este caso en Oriente (Iberia y Libia). En el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas, se menciona un lugar de oriente, del cual procedían los padres del pueblo maya y al que debían viajar -cruzando el mar- sus grandes sacerdotes para ser investidos como tales.

    La inundación que asoló este continente -la Atlántida- fue, presumiblemente, el diluvio del que se habla en mas de 600 relatos mitológicos de todo el mundo incluido el del Nuevo Testamento. Los geólogos norteamericanos Wiliam Ryan y Walter Pitman han probado que el Diluvio fue un acontecimiento real ocurrido al final de la última era glacial -sobre 9.500 años a. C.- y que junto a otros cataclismos derivados del cambio climático y de alteraciones tectónicas, transformaron la anatomía del planeta, sumergiendo unas tierras y elevando a la superficie otras. Sólo el 1% de la población consiguió sobrevivir. Estos datos están aceptados por la comunidad científica internacional.

    Los restos arqueológicos del territorio no sumergido fueron catapultados bajo las construcciones de las ciudades de los nuevos pueblos. Muchos de los supervivientes de estos cataclismos emigraron hacia otras latitudes conservando el recuerdo de su antigua civilización y proyectándola en los mitos y leyendas, en la religión, en la arquitectura… en definitiva, generando las grandes culturas de la antigüedad. El descubrimiento de una civilización anterior a la ibérica, en España y norte de Africa, plantea la posibilidad de que ésta fuese la Atlántida.

    De probarse esta tesis, defendida por prestigiosos historiadores, arqueólogos, geólogos y filólogos, tales como Jorge Rivero Meneses, Jorge Díaz, Marquez Triguero etc., la humanidad inteligente y por consiguiente la civilización, por el contrario de lo que hasta hoy la historia y la ciencia han defendido, habría surgido en Occidente y, desde ahí, se hubiera expandido hacia Oriente De esta matriz primigenia, la Atlántida, derivarían las civilizaciones egipcia, mesopotamica, celta, maya, azteca etc., teoría que justificaría las analogías existentes entre todas las culturas de la humanidad pese a las distancias espacio-temporales que media entre ellas.

    La Atlántida en España: Un enigma desvelado
    En opinión de Jorge Rivero Meneses, J. Díaz, Gonzalez Cravioto, Maxine Asher -entre otros investigadores- la Atlántida siempre ha estado ahí, delante de todos; pero sin embargo ha pasado desapercibida hasta hoy debido a que la traducción incorrecta de los textos de Platón- pieza clave para su localización- ha inducido a que fuese buscada en los lugares mas dispares y alejados.

    La nueva traducción de los textos platónicos originales, efectuada por un equipo de filólogos, describe la posición exacta del continente atlánte en la península ibérica y en la antigua Libia ( Norte de Africa). El epigrafista y arqueólogo Jorge Díaz así lo afirma: “ambos territorios, Iberia y Libia, estaban unidos por un archipiélago de islas y debió tener una extensión total aproximada de 600.000 km. ya que, en la sección 24 del Timeo, se recoge: 'y esta península junto a Libia era del mismo tamaño que Asia'. Mas adelante el mismo texto explica: '… su capital, Atlántis, se encontraba en un archipiélago, frente a las columnas de Hércules' . Parte de la Arlántida desapareció a partir del momento en que su capital, emplazada en el antiguo archipiélago existente en el estrecho de Gibraltar, se sumergió en el mar, hace aproximadamente unos 9.500 años, tras las inundaciones de la última glaciación”.

    En las antiguas traducciones que se hicieron de los textos de Platón se produjeron tres errores fundamentales: El primero consistió en traducir la palabra griega “pélagos” como océano, en vez de cómo marisma o archipiélago, que son sus acepciones en griego, por lo que se intentó siempre buscar la Atlántida en un gran océano. Pero Platón se refirió siempre a un archipiélago ya que la traducción correcta sería : “… En aquella época, se podía atravesar aquel archipiélago dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros llamáis columnas de Heracles”. Después añade: “… y la Atlantis-isla, su capital, desapareció bajo el mar (zálattes) hundiéndose. Por ello aun ahora el "piélago” es allí intransitable porque lo impide el fango y los bajos que la isla allí asentada produce”. En griego existe un termino para mar que es zálattas, otro para archipiélago que es pélagos y otro para océano (okeanos).

    El segundo error cometido por los buscadores de la Atlántida fue el considerarla una isla. La única voz que utilizó Platón para identificarla geográficamente fue la de "nésos de pantas” que significa "península". En las ocasiones en que se refiere a una isla (nêsos), lo hace para nombrar a su capital, la isla Atlántis, la Hierópolis o ciudad sagrada que según describe Platón, se encontraba frente a las costas de Libia y a los pies de las columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar).

    En el Kritias, Platón comenta que los nombres atlántes fueron traducidos al egipcio y que Solón lo hizo a su vez al griego; de esta forma puede seguirse la pista de los nombres de sus territorios, además de extraer un amplio vocabulario, pudiendo conformar un abecedario atlánte, a modo de piedra de Rosetta.

    Del estudio filológico se deduce que la palabra "Atlas" -en las lenguas indoiranias, ibérica, griega, bereber, euskera, azteca, maya, etc...- significa “espacio intermedio”; por lo que Atlántis -la capital- significaría “ la ciudad del espacio intermedio”. Pero este estudio filológico ha deparado otras sorpresas, que ya habían intuido investigadores como Amador de los Ríos y Adolf Schulten y es que la Atlántida y el antiguo reino de Tartessos fueron una misma civilización y si la historia convencional ha aceptado la existencia del reino de Tartessos, demostrada la identificación de ambas civilizaciones debería aceptarse la existencia de la Atlántida como hecho histórico.

    Tharsis, la capital del reino de los tartessos (los primeros habitantes que ocuparon antes que los iberos el sudeste peninsular) significa, en lengua tartessica, también “espacio intermedio” y, al igual que la Atlántis mítica, desapareció bajo el mar. Para los historiadores y arqueólogos siempre ha sido un enigma la cultura de los Tartessos, entre otras causas por no poder ser ubicada satisfactoriamente en el tiempo, dado el anacronismo histórico que supone la existencia de una civilización tan altamente desarrollada como la de los tartessos en épocas protoegipcias y a la que en numerosos textos religiosos e históricos de la antigüedad se la refiere como a un antiquísimo reino. De los tartessos existen pocos restos arqueológicos, más aún cuando su capital desapareció bajo el mar.

    El paralelismo entre la histórica Tharsis y la legendaria Atlantis, ha quedado manifiesto por lo que algunos historiadores afirman que sus nombres son topónimos que se refieren a la misma ciudad. Los filólogos Ribero Meneses, J. Alonso y Arnaiz señalan además que el término ”Atlantida” es una variante helénica de la palabra “Atlastan” que, en lengua protoibérica, significa “país o región” por lo que: Atlántida se traduciría como “ el país de los atlántes” o también podría traducirse como “el país de los tartessos” dado que Tharsis y Atlántis, fueron la misma capital.

    Restos arqueológicos atlantes en España
    Si aceptamos la teoría de que Tharsis o Atlantis se refieren a la misma ciudad (la capital de la Atlántida) y que, por consiguiente, los tartessos fueron atlántes y los supervivientes directos de estos tras la gran inundación del 9500, las huellas arqueológicas serían numerosas. Los extraordinarios tesoros de Carambolo, Lebrija y Aliseda, -catalogados como tartessicos- serían fieles exponentes del grado de evolución atlánte). De la Atlántida quedó como residuo la civilización tartessica que trascendió a la historia: de ella surgiría la ibérica que decaería después con la invasión cartaginesa (500 a. C.). Según Schulten muchos de los restos arqueológicos atlántes o tartessicos quedaron sepultados bajo el mar y bajo las nuevas ciudades prerromanas por lo que muchos de estos han sido confundidos con iberos, fenicios o romanos.

    Existen suficientes evidencias arqueológicas en toda España y en el norte de Africa que atestiguan que estos pudieron ser los territorios atlántes. Según el arqueólogo Jorge Diaz, el Acueducto de Segovia, el Arco de Medinaceli, las murallas de Carmona, entre otros muchos monumentos, son vestigios atlántes ya que la juntura de los bloques de estas construcciones se encuentran fundidas de tal manera que no se advierte la unión entre ellos. En los monumentos de granito para que se produzca este fenómeno de erosión y compactación, hasta hacer que desaparezcan las uniones entre los bloques, se necesita un tiempo superior a los 12.000 años. El acueducto de Segovia (en donde, además, aparecen inscripciones en grafía tartésica) no pudo ser nunca una construcción romana, sino anterior porque los romanos construyeron su primer acueducto trescientos años después de la dominación de Hispania. Manuel Bendala, historiador de la Universidad Autónoma de Madrid, afirma que Hispania estaba ya totalmente urbanizada antes de la llegada de los romanos.

    Jorge Diaz comenta: "el descubrimiento de la Atlántida no consistía pues en hallarla bajo el mar sino simplemente en reconocer las evidencias dejadas en las regiones que no se hundieron".

    Los Toros de Guisando, la dama de Elche o la de Baza, entre otras esculturas que han sido valoradas como ibéricas, celtas o romanas han sido catalogadas también como atlántes ya que recientes estudios las sitúan en el periodo preibérico, es decir: en el tartessico o atlánte.

    Las famosas Torres de Hércules parecen haber sido localizadas en un tramo costero entre Cádiz y Huelva por el geólogo y arqueólogo Esteban Marquez Triguero, el cual afirma que los restos de las columnas de Hércules debieron estar situadas sobre la elevada plataforma costera pero que, debido a los movimientos de basculación de la costa y a la transgresión marina, se hallan hoy en gran parte bajo las aguas y a gran distancia de la cornisa atlántica.

    En la costa atlántica del norte de Marruecos se alzan las ruinas de la ciudad megalítica de Lixus cuya fundación se remonta en torno a los diez mil años de antigüedad ya que en sus murallas ciclópeas se ha producido el mismo fenómeno de compactación que en el acueducto de Segovia. Sobre Lixus se asentaron diferentes pueblos del ámbito mediterráneo como el mauritano, cartaginés, fenicio y romano. El arqueólogo Sergio Navas opina que Lixus es el vestigio atlánte en la antigua Libia.

    Los primeros testimonios escritos de Lixus aparecen con Herodoto, Estrabón y Plinio que llegaron a identificarla con el jardín de las Hespérides. Muy cerca de Lixus se han encontrado restos humanos sorprendentes: unos esqueletos de sapiens, de edades comprendidas entre los diez y doce años y con una antigüedad de 20.000 años; estos esqueletos miden aproximadamente entre 2 y 2´50 metros. ¿Pudieran ser los restos de los antiguos gigantes de los que hablan las leyendas? Esta excavación, que aún está en sus inicios, deparará muchas sorpresas.

    La arqueóloga inglesa Elena Whishaw (directora de la Asociación para La Investigación del Antiguo Mediterráneo) afirma haber localizado los restos sumergidos de la capital de la Atlántida, en las costas de Cádiz, a unos 120 pies de la orilla. Semienterrados por bancos de almejas, arenas movedizas y otros sedimentos acumulados durante los diez mil años transcurridos. En su opinión, "las marismas cercanas a Huelva son las huellas de la gran inundación, incluso las inscripciones tartésicas de Gibraltar muestran a hombres subiendo a botes intentando sobrevivir".

    "Después de las grandes inundaciones y cataclismos que se desencadenaron tras la última glaciación -comenta E. Whishaw- se produjo una diáspora humana hacia los lugares mas protegidos. Los supervivientes se refugiaron en su mayoría en los Pirineos y en el norte de la Península, viviendo en las cuevas, en condiciones de extrema precariedad. Estos hombres fueron los autores de las extraordinarias pinturas rupestres. Los vascos pueden ser descendientes de aquellos supervivientes atlántes que han conseguido mantener un recuerdo mas vivo de su ascendencia debido al aislamiento geográfico e histórico . Esto explica que el euskera esté ligado a la lengua tartésica y sus mitos hablen de la Atlántida. Cuando cesaron las lluvias y las aguas bajaron el nivel hubo una segunda ocupación del sudeste peninsular por los descendientes de los antiguos tartessos-atlantes, constituyendo la segunda civilización de Tartessos muy diluida después entre los iberos."

    Exploraciones submarinas realizadas por un equipo dirigido por esta arqueóloga han mostrado los restos de una enorme ciudad sumergida en los fondos marinos del estrecho de Gibraltar, entre Huelva y Cadiz. Se han estudiado las fotografías tridimensionales obtenidas por satélite, realizadas con filtros infrarrojos y ultravioletas. En ellas se observan restos de estructuras de edificios y trazados de calles y recintos en forma de pirámides escalonadas. Todo un hallazgo pendiente aun de evaluar.

    'National Geographic' une Cancho Roano con la misteriosa Atlántida
    Según los arqueólogos, el templo tarteso puede tratarse de una réplica de la ciudad perdida

    Parece que nos encontramos ante alguna leyenda, fábula o quimera, pero Platón la describe piedra a piedra en uno de sus libros y sigue siendo un lugar que se busca desde hace más de 2.000 años sin que nadie sepa a ciencia cierta dónde estaba ubicada, aunque han sido muchos los lugares que se le han asignado. Nos referimos a la Atlántida, de la que se dice que era la ciudad más avanzada de su tiempo y que se la tragó el mar.
    En un documental que emite 'National Geographic' y que lleva por título, 'Finding Atlantis', ('En busca de la Atlántida'), expertos en arqueología ubican la ciudad perdida en las marismas de Doñana. Se basan en los escritos del filósofo griego, quien describe con detalle los templos y la arquitectura, calcula incluso dimensiones y, sobre todo, el lugar en el que se encontraba. Platón aseguraba que la ciudad se localizaba pasando un lugar al que describía como los 'Pilares de Hércules', lo que hoy se conoce como el estrecho de Gibraltar.

    En este documental se muestran los trabajos que realiza un grupo de arqueólogos que -basándose en la posible ubicación, la estructura de la ciudad y la cultura de sus habitantes-, intentan demostrar que puede estar enterrada bajo las marismas de Doñana, ya que en la antigüedad era una gran bahía. Un desastre natural, de los muchos que ha sufrido esta zona a lo largo de la historia, pudo provocar el hundimiento y posterior enterramiento de la ciudad que se encontrase allí.
    Se han tomado fotografías desde un satélite, se han realizado trabajos con equipos de alta tecnología para intentar conocer si en el subsuelo existen muros y otras construcciones humanas y, según los resultados, se pueden apreciar relieves en el suelo que coinciden incluso con la forma que tenía la ciudad que describe Platón.

    Tarsis y la Atlántida
    Según las explicaciones de este estudio, Tarsis, ciudad que se menciona en la biblia, la cual se identifica como la capital del reino de los tartesos, podría ser la misma ciudad que describe Platón, ya que coinciden muchas de sus ilustraciones con las que se reflejan en diferentes escritos del Antiguo Testamento. De hecho, a los barcos que cubrían largas distancias, se les denominaba 'barcos de Tarsis', aludiendo al lugar más lejano hasta el que se podía navegar o el límite del mundo. Los tartesos extraían hierro, cobre y oro de sus minas, lo que les convirtió en una de las civilizaciones más ricas y adelantadas de la época, tal y como Platón describe a los habitantes de la Atlántida, pero ambas ciudades desaparecieron misteriosamente de las fuentes y escritos.Así, si la Atlántida y Tarsis son la misma ciudad, hay teorías que coinciden con la función del templo de Cancho Roano, por lo que este yacimiento puede contener la clave del misterio de la Atlántida. En el documental de National Geographic se habla de la posibilidad de que la ciudad de Tarsis pudo sufrir constantes terremotos y tsunamis hasta que fue destruida y los supervivientes se adentraron tierra adentro buscando un lugar más seguro. En este importante hallazgo arqueológico, al que los expertos de este documental califican como uno de los más importantes de siglo XX, se han encontrado muchas muestras de la cultura tartesia, o lo que podría ser lo mismo, la cultura de los Atlantis.

    El monumento arqueológico no tiene áreas residenciales significativas. Lo rodea un foso del que no se conoce su función, pero, según el arqueólogo responsable del documental, este foso no tenía fines estratégicos defensivos, más bien parece simbólico. El director del reportaje ofrece una fascinante solución al enigma de Cancho Roano, cree que este lugar es un monumento en recuerdo de la ciudad de la Atlántida. Afirma que se trata de una ciudad ritual o una réplica en miniatura de la antigua Tarsis o la Atlántida. Lo que sí está claro es que para conocer la cultura tartesa hay que venir a Cancho Roano. Además pudo ser así como esta civilización quiso conservar o dar a conocer su cultura, construyendo ciudades rituales. El santuario tarteso de Cancho Roano tiene una de sus dependencias empedrada con losas, lo que pudo ser la residencia del sacerdote. La piedra no es de esta zona, sino de la costa, desde donde tuvo que ser transportada hasta aquí.

    La forma del altar de este templo refuerza la conexión con la Atlántida de Platón, ya que se trata de un símbolo faraónico del que el filósofo griego habla en sus escritos por la relación de los atlantis con los egipcios. Pero hay aún una prueba más de la posible relación de Cancho Roano con esta ciudad perdida, se trata de una estela de piedra grabada, en la que aparece un guerrero con una lanza y una serie de círculos uno dentro de otro, que vienen a significar la ciudad que protege, cuya forma es idéntica a la que describe Platón.

    Según este documental, Cancho Roano pudo ser construido por los refugiados de la Atlántida en recuerdo de su ciudad hundida que puede continuar enterrada en las marismas de Doñana y que el hombre lleva buscando desde hace más de 2.000 años. Por eso, si las ciudades de Tarsis y la Atlántida eran la misma, este monumento que se encuentra en Zalamea de la Serena, además de ser el mejor referente para la cultura tartesa, también puede haber sido una pieza clave para del misterio de la Atlántida.

    A continuación, os dejo con el documental completo de National Geographic donde, se habla sobre esta última parte del post
    "en Busca De La Atlántida"
    YouTube Video
    ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.


  2. #2
    El único e inigualable
    Tanto va el cántaro a la fuente...
    Avatar de Kenzen ryu
    Fecha de ingreso
    25 Jul, 12
    Mi Peli
    Resident evil
    Mi Serie
    The walking dead
    Jugando a
    gears of war 3
    Consolas
    Xbox 360.
    Mensajes
    144
    Gracias
    17
    Menciones
    0 Post(s)
    Citas
    0 Post(s)

    Predeterminado

    Bueno no estoy seguro de que se sitúen aquí. Han dicho tantos sitios ya... Desde las azores y canarias como bien dices hasta llegar a vincularlo con el triángulo de las Bermudas y más sitios. Yo creo que existir pudo existir porque no. Muchas ciudades costeras se las llevó el agua pero creo que no quieren poner los medios suficientes como para poder buscarla porque no les interesa si no se habrían puesto con este tema más serios. Buen tema y buena información. Saludos.

    Si vis pacem para bellum

  3. #3
    indignado
    Más vale tarde que nunca
    Avatar de jriera
    Fecha de ingreso
    14 Jul, 12
    Género
    Mi Peli
    El señor de los anillos
    Mi Serie
    ahora muchas!!!
    Mi Frase
    CUIDADO!
    Jugando a
    AC3
    Consolas
    ps3, android,...
    Mensajes
    766
    Gracias
    510
    Menciones
    0 Post(s)
    Citas
    0 Post(s)

    Predeterminado

    pues si buen tema!!! pero no me convence la explicacion, a pasado de ser una investigacion a ser una obsesion. y eso es malo.

    saludos.

  4. #4

    Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo
    Avatar de juanydio
    Fecha de ingreso
    19 Jul, 12
    Mi Peli
    Blade Runner
    Mi Serie
    N.C.I.S.
    Mi Frase
    Con nosotros quien quiera
    Jugando a
    Assassins Hermandad
    Consolas
    PS/2/3,XBox,Wii,NDS.
    Mensajes
    183
    Gracias
    142
    Menciones
    0 Post(s)
    Citas
    1 Post(s)

    Predeterminado

    Vi este reportaje...y otros similares,y,dados los datos de inundaciones y sequias que se manejan....puede ser la version mas plausible de todas,y que esa ciudad estado,estubiese en Andalucia .

Temas similares

  1. ATLANTIDA- LEMURIA
    Por Monet en el foro El Rincón de lo Paranormal
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 02/08/2012, 13:52

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •