La socialité compartió una fotografía en su cuenta de Twitter con la cara llena de sangre

La belleza cuesta mucho y en ocasiones hay que hacer cosas muy extrañas para conservar la juventud,
así como Kim Kardashian, quien publicó una instantánea en su cuenta del pajarito azul,
después de someterse a un tratamiento facial.

Kim subió una imagen con la cara llena de sangre, debido a un procedimiento llamado "vampiro" o "facial de sangre",
el cual consiste en extraer sangre del brazo, mover las plaquetas y después volverá introducir la sangre.



La pareja de Kanye West, respecto al nuevo método, comentó:
"Me gusta probar cualquier cosa que te haga sentir más joven",
agregó: "¡Por Dios! Nunca me hice un facelift que se sintiera como esto!"

Sin embargo, parece que el dolor que sintió con este procedimiento no se compara al de la semana pasada,
cuando Kim se quejó de algunos dolores y temió por la vida de su bebé.