La cantante interpretó el Himno de Estados Unidos de forma tan emotiva
que se robó la noche




Un hermoso vestido rojo y un piano blanco fueron las herramientas necesarias de Alicia Keys
para interpretar el Himno de Estados Unidos en el Super Bowl 2013,
que se llevó a cabo este domingo 3 de febrero.

Antes de que se diera la patada inicial del Super Bowl, Alicia entonó de forma muy emotiva
el Himno ante una audiencia de más de 150 millones de personas en el mundo.

El tema fue acompañado de emotivas imágenes de soldados en luchando en otros países, así como de los atletas.
Al final ella cerró sus ojos e hizo un saludo simulando el de la victoria.

"Estos muy emocionada sobre esto, no puedo ni mentir", explicó Alicia Keys a un medio de comunicación
antes de su show en el Super Bowl, "lo entonaré (el Himno) en una forma diferente. Estuve practicando como loca".