Como parte de una subasta, la modelo dio este gesto cariñoso a la actriz para recaudar fondos contra el Sida



Kate Moss subastó sus codiciados labios al mejor postor en la tercera Gala Anual de la Inspiración amfAR,
celebrada en Sao Paolo el viernes pasado, durante la que dejó al público asistente extasiado con la destreza
que demostró besando a su compañera presentadora, Sharon Stone.

Las dos artistas fueron las maestras de ceremonias de la gala benéfica, cuyo fin era recaudar fondos
para la investigación contra el SIDA, y para la ocasión, Kate se convirtió en el premio al mejor postor en la subasta por
el beso de una de las modelos más cotizada de todos los tiempos.
El ganador consiguió además del beso, una botella Magnum de Moët & Chandon firmada por ambas presentadoras,
algo por lo que pagó 53 mil 600 dólares.

Para la ocasión, las dos anfitrionas lucieron sus esculturales cuerpos con unos vestidos de escote muy pronunciado
que dejaron sin aliento a más de uno, algo que sin duda ayudó a aumentar las pujas.
Sin embargo, la modelo británica acudió a la gala sin su marido, el músico Jamie Hince,
algo que no le sucedió a la actriz, quien acudió con su joven novio, Martin Mica, el argentino de 27 años de edad
que conoció en una fiesta organizada por Vogue Brasil en 2012.

Sharon disfruta hoy de su noviazgo con su joven pareja, aunque no ha tenido siempre tanta suerte en el amor,
tras dos separaciones matrimoniales.
Su primera boda, con el productor de televisión Michael Greenburg, acabó en 1990 tras seis años de relación.
Ocho años más tarde, Stone se casaría con el periodista Phil Bronstein, con quien adoptó a su primer hijo
-en la actualidad tiene tres hijos adoptados, Roan, Laird y Quinn- pero el matrimonio terminó en divorcio en 2004
por diferencias irreconciliables, según explicó la propia actriz.